El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.19/Ene/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Xavier Guerrero Pérez

Sensatez, humildad, y no ego

30 de noviembre de 2020 00:00

Nuestra actual administración parlamentaria no ha sido de las mejores: varias desviaciones éticas y morales (en el estricto sentido de concesiones con la Sra. Corrupción) ya conocidas, y el espíritu siempre presente del “pensamiento con el hígado” y el escaso debate serio y de altura han sido elementos característicos, salvando contadísimos elementos humanos de alta valía y sabiduría y excluyendo otros que ni siquiera pueden asistir vía zoom. Sin embargo, me ha causado preocupación escuchar a varias personas el pretender deslegitimar y reducir la autoridad del Legislativo en cuanto a censurar y destituir de su cargo a la ciudadana María Paula Romo (ministra de gobierno), tan solo por su actuación, en general, pobre. Tal idea poco fortalece el sistema de pesos y contrapesos en una democracia. Respeto a las personas, pero las ideas se debaten, y esa idea es un absurdo. 

El juicio parlamentario es estrictamente político, donde la responsabilidad política se sanciona y se repara al país vía devolución de confianza en “lo publico”, mermada por la persona juzgada, tanto por sus acciones/omisiones basadas en su background (aptitudes). Voces decían: “nos defendió a todos en octubre”. Me pregunto: ¿Cuál fue el precio de esa defensa? Creo me responderían: “nos defendió a todos en octubre”. Entonces replicaría: mi profesor de derecho procesal me decía: “el fin nunca justifica los medios”. Por otro lado, atravesar un juicio político es un momento vergonzoso y doloroso. Sepan que ella lo pudo haber evitado. ¿Cómo? Bien, dejándose abrazar por la humildad. Creo que ella más se dejó abrazar por el ego. Recuerdo una película del 007, donde “M” le dice a su asistente, frente a un bochornoso comportamiento tenido por el agente doble cero: “Antes, si un agente cometía un error tenía el valor de renunciar”. Quizá días después de octubre de 2019, o tal vez mucho antes, la ciudadana Romo pudo haber dicho al país, frente a su accionar en materia de seguridad, y hasta de su rol para con el Legislativo pro consensos: “agradezco la confianza, hice lo mejor que pude, pero me hago a un lado para que otra persona lo haga mejor”. Resultado: probablemente los hechos de octubre 2019 no se hubieran dado con la magnitud que se dieron. (O)