El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.18/Sep/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Simón Zavala Guzmán

Señora Ministra de Cultura

02 de junio de 2021 06:00

Desde julio del 2012, en que se realizaron elecciones fraudulentas para dirigir  la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, se vienen dando una cantidad de ilegalidades e irregularidades administrativas, que obviamente, contaron con el apoyo y la complicidad de los regímenes  anteriores y de diferentes esbirros entronizados en las funciones del Estado, en el más puro “dejar hacer y dejar pasar”. Cerca de cien millones de dólares se han manejado ilegalmente en esos nueve años,  sin que haya poder humano que fiscalice correctamente  ese dinero, que es dinero del pueblo ecuatoriano. En el 2017 se nombró como Ministro de Cultura a un sujeto que falsificó el título de bachiller y como Presidente de la Sede Nacional de la Casa, a otro, que únicamente tiene título de bachiller, cuando la ley exige título de tercer nivel para ese cargo.

Los dos fueron llevados a la Asamblea Nacional porque perjudicaron económicamente a los distintos Núcleos del país. Tuvieron el cinismo de expresar en la Comisión de Educación y Cultura, que no habían cumplido con las disposiciones legales del Reglamento General de la Ley de Cultura porque para ellos éstas  eran inconstitucionales. La Comisión pasó el asunto a la Comisión de Fiscalización la misma que se pronunció por el juicio político. El Ministro fue llevado al juicio y, pese a todos los argumentos expuestos por los asambleístas interpelantes,  no se alcanzaron los votos necesarios para su sanción. Se planteó la revisión de la votación, lo cual fue aceptado. Y allí quedó todo. Quizás, esta nueva Asamblea cumpla con la votación pendiente.

Ahora, frente a un mañoso e inconstitucional Reglamento de Elecciones  arreglado para la reelección de los mismos de hace cuatro años, un Juez de Guayaquil  lo suspendió. La resolución fue apelada y está en manos de la Corte Provincial de Guayas. En forma ilegal, la mayoría de Directores Provinciales de la Institución que buscan reelegirse, decidieron prorrogarse ilegalmente en funciones indefinidamente. Es decir, en esa institución no existe el estado de Derecho, no valen las leyes y se hace únicamente la voluntad de los que se han apoderado de ella.

Señora Ministra de Cultura, usted de conformidad con la Ley de Cultura debe intervenir urgentemente. No permita que se sigan feriando los recursos económicos por quienes ahora están usurpando funciones. Esta es una petición clamorosa de los verdaderos escritores y artistas del país que se la trasmito comedidamente y cordialmente.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado