El segundo mandatario

- 18 de febrero de 2020 - 00:00

El presidente de la Conaie, Jaime Vargas, ha dicho que las autoridades guatemaltecas no podían tratarlo -palabras más, palabras menos- como a cualquier ciudadano. Él no es cualquier ciudadano ecuatoriano, ha dicho. No es cualquier migrante. Es el presidente de los indígenas; esto es        -dice él- el segundo mandatario del Ecuador.

El Ecuador de los últimos tiempos ha conocido varios exponentes de este tipo. Desde Correa con la “majestad del poder” hasta Tuárez, que sugería que con él solo podría hablar alguien de “su nivel” (con “su autoridad”); las ínfulas de quienes han ocupado un puesto de poder han sido vergonzosas. Sin caer en la tentación de “psicoanalizarlos”, daría la impresión de que se trata de personas del todo inseguras, necesitadas de reconocimiento para sentirse especiales.

En una democracia que se precie de ser tal, el estatus de ciudadano, que ahora Vargas ha denostado, no es poca cosa. El poder democrático, en efecto, se encuentra distribuido en el conjunto de los ciudadanos, de los cuales los políticos elegidos son representantes, pero no otra cosa. Lo curioso en este caso es que Vargas no es siquiera el representante de un organismo constituido. Y por mucho que lo sea de la Conaie, decirse segundo mandatario es ponerse en un lugar en el que el diverso pueblo ecuatoriano no lo ha colocado.

En mi opinión, Jaime Vargas le hace un flaco favor al buen nombre del movimiento indígena. Cualquiera que, en un ordenamiento democrático, se crea superior a la Constitución y a las leyes, es un peligro para la democracia misma. No es de extrañar que Vargas se sienta privilegiado. De todos modos, llamó “patojo de mierda” al presidente (una persona con discapacidad, como todos sabemos), llamó a los militares a derrocarlo y “retuvo” (este fue el eufemismo que se usó entonces) a policías y periodistas contra su voluntad. Y camina campante. Se dirá, como siempre, que la crítica no ve más allá de una visión occidental. Quizás, o es que tal vez algunos no han entendido, entre otros, los conceptos de democracia, república o secuestro. (O) et

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP