Infarto de miocardio

19 de abril de 2011 - 00:00

¿Qué es un infarto de miocardio (ataque cardíaco) y cuál es su causa?

El corazón es el órgano del cuerpo humano que más duramente trabaja. A lo largo de la vida, se encarga de bombear continuamente la sangre rica en oxígeno y los nutrientes vitales a través de una red arterial a todas las  partes y tejidos del cuerpo. Tiene su propio sistema arterial, conocido como arterias coronarias, las cuales transportan la sangre rica en oxígeno al músculo cardíaco (el miocardio). Si el flujo sanguíneo al miocardio se interrumpe, ocurre una lesión conocida como infarto, llamado de forma popular ataque cardíaco o ataque del corazón. En la mayoría de los ataques cardíacos la causa es  un coágulo que bloquea una de las arterias coronarias, las cuales llevan sangre y oxígeno al corazón. Si el flujo sanguíneo se bloquea, el corazón sufre por la falta de oxígeno y las células cardíacas mueren.

Los infartos de miocardio pueden ser mortales de forma inmediata, pueden evolucionar a enfermedad crónica, o pueden resolverse completamente. Cuando aparecen síntomas de un infarto de miocardio, los pacientes deben ser llevados a emergencia. La tasa de hospitalización por el primer infarto no ha cambiado de forma significativa en los últimos años.

Los factores de riesgo para el desarrollo de arteriopatía coronaria y ataque cardíaco comprenden:

-Edad avanzada (más de 65 años).

-Sexo masculino.

-Diabetes.

-Antecedentes familiares de arteriopatía coronaria (factores genéticos o hereditarios).

-Hipertensión arterial.

-Tabaquismo.

-Demasiada grasa en la dieta.

-Niveles de colesterol malsanos, especialmente colesterol LDL ("malo") alto y colesterol HDL ("bueno") bajo.

-Enfermedad renal crónica.

El infarto de miocardio se manifiesta con dolores o presión en la zona torácica, sensación de agotamiento, cansancio, dificultad para respirar, sudoración, palidez,  mareos y dolor o calambres en el brazo izquierdo. Estos dolores no ceden aunque la persona haga reposo.

Evite los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares.  No sea una víctima. ¡Protéjase!

El riesgo de padecer un infarto puede evitarse siguiendo algunas pautas de vida saludable:

-Dejar de fumar.

-Llevar una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, legumbres y cereales.

-Hacer ejercicio.

-Evitar las bebidas alcohólicas.