El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.13/Sep/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Diego Salgado Ribadeneira

Responsabilidad municipal

08 de septiembre de 2021 00:44

¿No es de esperar que las calles, parques y plazas de una ciudad siempre estén limpias y esplendorosas para la satisfacción de los asiduos usuarios y para los visitantes ocasionales?

¿Alguien en su sano juicio puede aplaudir la situación de indigente de una persona?

Cierto es que existen regimenes, casi siempre autoritarios, liderados por un caudillo, que asumen como su política: la xenofobia, la homofobia u otras fobias. Sin embargo, la mayoría de ciudadanos de buena voluntad solo buscan vivir en paz y en libertad, esperan de sus autoridades públicas apoyo para conquistar sus metas en un ambiente sano y seguro.

Podría ser reprochable la forma que usó, la persona encargada de organizar una fiesta, para solicitar al Municipio de Quito que limpie una plaza y las calles aledañas a la misma y es criticable que haya solicitado la “reubicación” de los indigentes que deambulan en el Centro Histórico, exhibiendo poco respeto a su condición humana. Pero siempre debe ser el objetivo prioritario de las autoridades municipales mantener el orden y la limpieza de toda la ciudad. Además, es una obligación del Municipio de Quito brindar seguridad a los ciudadanos, para el efecto, en esta ciudad, de acuerdo a ordenanza municipal, se cobra la Tasa de Seguridad Ciudadana.

Es de sospechar que alguna empleada municipal compartió la solicitud de la organización de la fiesta con algún comunicador social y este lo publicó en un medio de información. Por ello, se desató un escándalo en redes sociales. El contenido de la misiva, su forma, puede ser discutida, aún así, no se debe desconocer que es mandato supremo de la administración municipal el diseñar políticas sociales en favor de las personas desposeídas de alimento, vivienda, salud y otros para reinsertarlas a la comunidad.

Por mandato legal y por el más elemental sentido común, es deber de las autoridades municipales trabajar por el bienestar y seguridad de sus vecinos más vulnerables, y, de manera permanente, mantener el orden de la ciudad.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado