Reforma legal sustancial

- 11 de agosto de 2020 - 00:00

Uno de los problemas graves de la administración de justicia de nuestro país es la pésima legislación que tenemos desde el 2007 en lo penal, civil y administrativo y sus correspondientes normas procesales. Así, un significativo número de operadores de justicia que deben sentenciar, pueden manipular las normas legales violando el debido proceso y dictando sentencias y Autos resolutivos que son realmente una vergüenza para el Foro nacional. He recopilado un centenar de estas “piezas jurídicas” para probar lo que afirmo y cada vez que vuelvo a releer algunas de ellas siento vergüenza ajena e indignación al saber en qué manos (no hablo de cerebros) y a qué niveles de profundidad ha caído la seguridad jurídica de los ecuatorianos. Claro que no son todos. Conozco jueces y juezas de gran probidad, con profundos conocimientos, con experiencia y fundamentalmente con gran honradez intelectual jurídica que salen por los fueros de esta pobrísima, decadente y desprestigiada función del Estado.

En algún momento se resolvió por parte del Consejo de la Judicatura designar una especia de veedores judiciales, llamando a juristas importantes de todas partes de Ecuador para analizar los fallos o sentencias. Obviamente que se puso el grito en el cielo y, tengo la impresión de que este buen deseo quedó en la nada.

La MOTIVACION que exige la Constitución de la República y el Código Orgánico de la Función Judicial como el elemento sustancial para la validez de una sentencia o Auto resolutivo, se la pasan por los forros los juzgadores y, la pulverizan “sin enunciar las normas o principios jurídicos en que se fundan y sin explicar la pertinencia de su aplicación a los antecedentes de hecho”. Esto es más grave en el campo penal porque permite que un buen número de infracciones queden en la impunidad, pues con el relleno de citas y de conceptos doctrinarios copiados del internet, para aparecer como “eruditos” los operadores se limpian con la norma constitucional.

Y, los Colegios de Abogados que deberían luchar porque exista una verdadera y correcta administración de justicia, desde hace años, en completo silencio. No quieren exponerse a las retaliaciones de los denunciados.

Recojo lo que me dijo un Abogado litigador serio y honorable: “Estos nuevos Códigos Orgánicos fueron hechos a propósito así para que la corrupción judicial se entronice y las estructuras organizadas que la sustentan no permitan que nadie sea tocado”. (0)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP