El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.7/Dic/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Chen Guoyou, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Popular China en la República del Ecuador

Prosperidad moderada de China, contribución al desarrollo mundial

19 de octubre de 2021 00:08

El 25 de febrero del año en curso, el presidente chino, Xi Jinping, calificó el éxito del país en la erradicación de la pobreza extrema como un milagro que pasará a la historia. Con este anuncio, China ha erradicado la pobreza extrema, logrando consolidarse como una sociedad modestamente acomodada, y se dispone a dar un paso más, decidida a crear una sociedad moderna y próspera. Bajo el firme liderazgo del Partido Comunista de China (PCCh), con la guía del también secretario general del Comité Central del PCCh Xi Jinping, este año, se vieron fructíferos resultados en los objetivos planteados para el primer centenario del Partido. Así mismo, el pueblo chino ha demostrado su apoyo al Gobierno y aún más, después de ver cómo se manejó la pandemia de COVID-19. Con estos logros, la Oficina de Información del Consejo de Estado de China publicó el libro blanco “El viaje épico de China: de la pobreza a la prosperidad” donde ha mostrado que la construcción de una sociedad moderadamente próspera en China ha sido una importante contribución al mundo.

Dentro del texto se documenta cómo se logró la mejora considerable de la calidad de vida de los ciudadanos chinos. Querría mostrarles una serie de cifras. El ingreso disponible promedio per cápita de China aumentó de 171 yuanes en 1978 a 32.189 yuanes, alrededor de USD 4.975,5 en 2020. En cuanto al coeficiente de Engel de los residentes urbanos y rurales, pasó del 57,5% y 67,7%, respectivamente en 1978, al 29,2 % y 32,7% en 2020. Con el 9% de la tierra cultivable del mundo, China alimenta a más de 1.400 millones de personas, que representan casi el 20% de la población mundial, y satisface la demanda de productos agrícolas de alta calidad y diversificados para el consumidor. Este texto también describe cómo la estrategia adoptada por el Gobierno chino ha reducido sustancialmente la pobreza en los grupos y áreas de minorías étnicas y ha mejorado, en gran medida, los ingresos y el bienestar de los pobres registrados en las áreas rurales. Hasta el final de 2020, los 99 millones de pobres rurales, los 832 distritos y 128.000 aldeas clasificados como pobres, por debajo de la línea de pobreza de China, se habían liberado de este mal social. Los ingresos disponibles per cápita de los residentes rurales en las áreas pobres alcanzaron los 12.588 yuanes (USD 1.946) en 2020. Esto representa una tasa de crecimiento anual promedio del 9,2 % en términos reales entre 2013 y 2020; es decir, 2,2 puntos porcentuales por encima del crecimiento promedio de los residentes rurales en todo el país. Además, los servicios médicos básicos están garantizados para los pobres y se ha asegurado el acceso al agua potable y otros servicios básicos.

La realización de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos también es una gran contribución de China al mundo. Sobre este aspecto, también querría invitarles a ver otra serie de cifras. Desde 2006, China ha sido el mayor contribuyente al crecimiento económico mundial durante 15 años consecutivos, con una tasa de contribución promedio de más del 30% al crecimiento económico mundial. China es el país con el mayor crecimiento de la superficie forestal en el mundo. En los últimos 20 años, el crecimiento de área forestal en China ocupa cerca del 25% del total mundial. Además, China ha ayudado a reducir drásticamente la población mundial afectada por la pobreza y ha generado una nueva experiencia de modernización para la humanidad. Con la aplicación de políticas de facilitación y liberalización del comercio y las inversiones de alto nivel, China se ha convertido en el mayor socio comercial de más de 50 países y regiones, y en uno de los tres principales socios comerciales de más de 120 países y regiones, promoviendo incesantemente una cooperación beneficiosa para todos.

En un momento en que el mundo todavía se enfrenta a serias dificultades de desarrollo, China ha proporcionado a los países del mundo que desean acelerar su desarrollo y mantener su independencia una nueva opción, que tiene un profundo impacto en el desarrollo de la sociedad humana. China no puede desarrollarse sin el mundo y la prosperidad del mundo también necesita a China. Mientras que China está  marchando hacia la consecución del segundo objetivo centenario (el que se cumplirá en 2049 por los 100 años desde la fundación de la República Popular China), en lo cual se prioriza la vida del pueblo y se busca alcanzar una comunidad de futuro compartido de la humanidad para lograr un verdadero multilateralismo, este país asiático brindará nuevas oportunidades para el desarrollo mundial con beneficios para toda la comunidad internacional incluido el Ecuador.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado