Las propiedades de García Luna

- 18 de enero de 2020 - 00:00

Esta semana revelé que Genaro García Luna, el otrora hombre más cercano a Felipe Calderón, expresidente de México, compró, entre agosto y noviembre de 2018, seis lujosas propiedades en Aventura, una de las zonas más costosas de Florida, por $ 5,10 millones. Lo hizo sin crédito bancario, de manera directa con el desarrollador del complejo residencial y comercial llamado Aventura Parksquare. Se trata de unas oficinas, un departamento y cuatro despachos en una torre de servicios médicos.

Es una suma fastuosa para un exfuncionario público que hace 12 años vivía en una colonia popular al sur de la Ciudad de México, en Xochimilco. Se sabía que García Luna vivía en residencias de lujo en Florida, pero durante años se dijo que eran rentadas. De acuerdo con los documentos,  la veloz compra la hizo a través de dos empresas, de las cuales él y su esposa, Linda Cristina Pereyra, son propietarios, y que oficialmente son manejadas por un despacho que se dedica a crear compañías en Florida.

En las últimas décadas, Florida ha sido una especie de “paraíso” para narcotraficantes, políticos y empresarios corruptos provenientes de América Latina. Con sus fortunas mal habidas llegan allá y compran propiedades, negocios, y  tienen la oportunidad de crear empresas casi fantasmas, o elaboran esquemas de evasión de impuestos.

Si el dinero usado por García Luna y su esposa es de origen ilícito, ambos habrían incurrido en lavado de dinero. Seguramente el Departamento de Justicia del Gobierno estadounidense pedirá a la Corte de Distrito Este de Nueva York que se ejecute el aseguramiento de los bienes bajo la presunción de lavado de dinero.

Según la forma en que opera la justicia de EE.UU., le corresponderá a García Luna y a su esposa demostrar el origen lícito de los $ 5,10 millones. Si no pueden demostrarlo, lo cual también debe implicar la declaración fiscal de dicho dinero y todos los trámites legales correspondientes, no solo se les confiscaría el dinero, sino que se ampliarían los cargos fincados en su contra en Estados Unidos, e incluso se podrían iniciar cargos de lavado de dinero contra Pereyra. (O) et * Tomado de DW

Medios Públicos EP