El Principito

- 03 de julio de 2020 - 00:00

El pasado 29 de junio se conmemoraron 120 años del nacimiento de Antoine de Saint- Exupéry, aviador y escritor francés autor de El Principito, una obra reconocida en todo el mundo. La misma fue escrita mientras el autor se encontraba exiliado en EE.UU. tras la batalla de Francia y se la publicó en plena Segunda Guerra Mundial.

Esta historia cuenta de un aviador que se accidenta en medio del desierto y queda incomunicado; allí se encuentra con un pequeño príncipe quien afirma vivir en el asteroide B 612, donde existen una rosa y tres volcanes. Este pequeño niño le revelará su percepción filosófica de la vida y la humanidad.

Su relato fascinante, habla sobre la sabiduría y la capacidad de asombro que tienen los niños, las mismas que desaparecen cuando se llega a la edad adulta. El mundo revelado desde la mirada y la inocencia de un niño. Cito: “Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran…” 

El Principito cuidó delicadamente a una rosa en su planeta; ella es la metáfora del amor. He aquí, la importancia del afecto, honrar y cultivar las relaciones entre unos y otros. La rosa también muestra sus espinas: el orgullo y el capricho, esto decepciona al pequeño niño.

“Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que le hizo tan importante”.

Emprende un viaje, se encuentra con un zorro, quien le devela la fortuna de contar con un amigo. La importancia de tejer una relación única entre dos personas que se cuidan y necesitan mutuamente. Cito: “Amistades hechas de silencios comprendidos… De simpatías mutuas sin explicación”

El Principito también rescata la necesidad vital de alimentar la imaginación, pide al piloto que dibuje un cordero y él dibuja una caja, refiriendo que dentro de ella, está el cordero. Le cuenta que cuando era niño, dibujó un elefante dentro de una boa, pero los adultos no entendieron su imagen, invalidando su creatividad.

Uno de los mejores libros de todos los tiempos, un tratado profundo sobre la condición humana, hoy más que nunca, debemos volver a él, cuando hemos perdido la brújula. (O)

Medios Públicos EP