Una peste que se come el cerebro

- 23 de marzo de 2020 - 00:00

Se supone que es común que en épocas de emergencia se generen situaciones de temor y estrés intenso en las personas y la verdad, no quisiera estar en los zapatos de los gobernantes que hoy se encuentran haciendo frente a la pandemia, que como ha dicho la canciller alemana Angela Merkel, es el desafío más grande después de la Segunda Guerra Mundial. No dudemos que ante tan impresionante calamidad, los que están a la cabeza se encuentran en presión constante y con el riesgo inminente de contagiarse.

Es posible que eso haya ocurrido con la alcaldesa Cynthia Viteri. Con ella se cumplen estas dos tesis: presión y riesgo inminente. La decisión de invadir el aeropuerto de Guayaquil para impedir que aterrizaran dos aviones con el fin de llevar de vuelta a varios extranjeros, me parece fue impulsada por elementos psicológicos propios de situaciones de estrés agudo; y lo otro que se comprueba, ella ha dado positivo para coronavirus (a ella y a los futuros positivos: ¡pronta mejora!). No le justifico, pero antes de juzgarla no dejemos escapar todas las variables por andar de borreguitos.

Otras altas autoridades como Presidente, Vicepresidente, Ministra de Gobierno, etc., también están expuestos al error constante y al riesgo de contagio. Hay que entender que con esta catástrofe se han tomado las acciones más pertinentes en la medida de lo posible.

Pero siempre estarán por ahí algunos a quienes les ha invadido una peste peor que la que describió Albert Camus en su famosa novela: se les ha desaparecido el cerebro y les ha crecido la lengua. La misma descerebración que sufre esa gente que no acata las normas dispuestas para evitar el contagio, que sigue saliendo y aglomerándose… es la que tienen los que vociferan contra gobernantes no correístas.

De los primeros se lo puede esperar, porque de la muerte nada sabrán si solo ven estadísticas, hasta que la tengan enfrente pudriéndose en su casa por días. Y los otros descerebrados, ¿dónde estaban cuando ocurrió la negligencia y desfalque económico del Gobierno anterior en el terremoto de 2016? ¿En cuarentena?. (O)

Medios Públicos EP