El Pailón del Diablo

- 03 de marzo de 2020 - 00:00

La palabra diablo no aparece en la Biblia hebrea. A la serpiente que puede hablar en el paraíso, nunca se la llama diablo. En el libro de Job se menciona a Satanás, pero es un ángel que está en el cielo y a quien se lo llama hijo de Dios. En cambio, los evangelios -excepto el de Juan- dicen que Jesús expulsaba a los diablos o demonios. Los evangelios escritos en griego pasaron el término “diábolo”, calumniador, al latín. En la Edad Media acechaban los diablos en cada esquina. Y ese legado llegó a nosotros. Por eso tenemos tantas creencias raras, que si llueve y hace sol a la vez se está casando el diablo con la diabla, que nunca juegues con un cuchillo porque el diablo empuja.

20 km más allá de Baños (Tungurahua), hay un hermoso lugar llamado el Pailón del Diablo. Es una de las cascadas impresionantes de la zona, cuyas aguas bajan hasta el río Pastaza en la Amazonía. Este Pailón (paila grande) tiene 80 m de altura y gradas talladas a mano.  Este feriado el sitio estaba lleno de turistas. Eso me recordó otra atracción turística, pero en Gran Bretaña. En Gales, donde se habla inglés y galés, una de las pocas lenguas celtas que quedan, existe el llamado Puente del Diablo. En realidad es un conjunto de tres puentes, de diferentes siglos, construidos uno encima de otro. Viendo desde el más alto, se parece al puente San Martín, antes de Baños, por la temible altura. Pero las cascadas y las gradas del fondo nos recuerdan al Pailón del Diablo.

Este momento usted puede ver en Netflix la serie policial Hinterland (tierra remota), cuyo primer capítulo ocurre en Devil’s Bridge (Puente del Diablo). Volviendo al lenguaje, mientras “diábolos” en griego clásico era calumniador, “daemon” era un espíritu, bueno o malo. Con la llegada del cristianismo adquirió su significado actual. Demonio en la Edad Media se hizo sinónimo de diablo. En español a veces decimos endemoniado, poseído por el demonio, al niño con berrinche. Exageraditos. (O) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP