Ecuador, 18 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Cristian Bravo Gallardo

Nuevos retos, nuevas oportunidades

29 de enero de 2022 00:00

La consolidación y fortalecimiento de las democracias exige un ejercicio permanente. La evolución que han tenido las sociedades a lo largo de la historia, nos ratifica sobre la posibilidad de construir nuevos y mejores ejercicios ciudadanos. La inmediatez que atraviesnan las sociedades de hoy, plantea nuevos retos e intereses para los partidos políticos.

La innovación política implica la adopción de una nueva tecnología así como la búsqueda constante de soluciones a problemas permanetes en los asuntos de toma de decisiones, de la acción colectiva y de las relaciones de poder. Dicho proceso no debe ser confundido con la mera acción de digitalización, sino como un ejercicio que busca dar soluciones a problemáticas de la política a través de nuevos mecanismos y prácticas que permitan reemplazar ejercicios predominantes.

Los casos representativos de innovación política están dados por una sistematización y gestión del conocimiento, que aporte, hacia un fortalecimiento de la democracia y de sus instituciones, más no por una relación ideológica o partidista. Abrir los partidos políticos en lógicas de participación, colaboración y transparencia, así como en la apertura de datos, forma parte de este objetivo.

Los partidos políticos que han logrado resultados electorales favorables son los que mejores prácticas innovadoras han desarrollado, sobre todo en lo que a estructura organizativa y procesos de gobernanza interna se refiere.  Ello, sumado a mecanismos de toma de decisión e involucramiento de sus bases militantes, estructuras de comunicación, sistemas de participación y de plataformas tecnológicas que les permiten dialogar, involucrar y ampliar audiencias de manera asertiva.

En la medida en la que las organizaciones políticas logren adaptarse a las lógicas y a las herramientas que posibilita la era digital, se podrá hacer una política más cercana, menos costosa y que entienda a las nuevas generaciones de votantes. En ese sentido, la tecnología es un aliado para que los partidos políticos puedan comunicarse con grupos minoritarios, conocer sus necesidades, identificar a sus simpatizantes, construir agendas con nuevos liderazgos, en diferentes lugares y en tiempos más cortos.

Tener liderazgos transitorios, capacidad de adaptación, abrir espacios de participación directa, y hacer uso efectivo de la tecnología para una acción política organizada, son cuestiones que deben estar en el radar de los partidos políticos dispuestos a acoplarse a los cambios de la sociedad actual.

Otro reto para los partidos en el futuro será la participación interna, la cual deberá ser abierta y distribuida. Los pilares del gobierno y del Estado abiertos como son la transparencia, la participación y la colaboración, deberán ser tomados en cuenta por los partidos políticos, para responder de manera eficiente a los nuevos modelos de gestión pública y como una base que les permita conectar con la ciudadanía, recobrar la confianza y fortalecer su legitimidad.

En el Ecuador se debate hoy en día un proceso de transformación de las organizaciones políticas. Los cambios que se generen en el fututo deberán realizarse de manera técnica, a fin de lograr en el mediano plazo un salto cualitativo que permita que las futuras organizaciones sean verdaderos tanques de pensamiento y que promuevan figuras que trabajen en el desarrollo del país ¿Lograrán asimilar quienes están al frente de las organizaciones políticas la realidad que atraviesa la región y el mundo? Una nueva oportunidad arranca en un año en el que los procesos y cambios sociales serán cada vez más profundos.Editor

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media