Si no sabe bailar, mejor siéntese

- 14 de septiembre de 2020 - 00:00

Vivir en sociedad es como estar en una gran casa, con una gran fiesta, en la que nos encontramos bailando y donde todos estamos invitados.

Uno de los problemas fundamentales será el saber bailar y qué música es que la está sonando. Sé que hace tiempo ya no van a fiestas, sin embargo, confío en que podrán recordar que si no se baila con cierto orden, siguiendo los pasos adecuados según el ritmo, iríamos a pisotearnos unos a otros. Hasta los animales danzan manteniendo un orden y en el caso de los humanos, tengo mis dudas al respecto.

En el baile existen varios protocolos implícitos que habría que respetar… de aquí que: hay que saber bailar.  

De entrada tenemos que saber que el baile que danzamos en sociedad se aleja del reguetón al que estamos acostumbrados y más bien, se acerca más a un minueto o también llamado “minué”.

Este tipo de danza aparece en Francia en el siglo XVIII y fue en esa época lo que la música popular lo es hoy.
El minué empezaba con la presentación de los respetos entre los bailarines. Luego se lo bailaba realizando pasos simétricos, sin chocarse, con sus respectivas variantes y sus dificultades.

Me pudieran tachar de aburguesado, eurocéntrico, etc.,  pero algo acá sí es cierto: que el minueto hay que saberlo bailar tal como hay que saber vivir para estar en sociedad. Así que quien no sepa la danza de vivir en sociedad, que se retire nomás de la pista precisamente porque un paso mal dado, puede implicar la muerte del otro.

Retirarse sería: quédese metido en su casa si usted tiene una compulsión a repetir acciones como la de conducir borracho, a toda velocidad en una ciudadela o recaer en la torpeza de acercar su vehículo a los ciclistas que deambulan, también ellos pensando en que vivimos en la Disneylandia de las bicicletas.

En las últimas semanas las noticias de atropellamientos de personas y mascotas, han invadido las redes sociales o manchado de rojo sangre los diarios.

Alejándome de lo literal, el atropello al otro en nuestra sociedad es más bien una práctica común y eso es porque la estupidez ya está normalizada. (O) 

Medios Públicos EP