"Ni partidos ni ideologías" (?!)

03 de agosto de 2016 00:00

No es el momento de ellos, afirma la derecha desesperada por unificarse, para lo cual ensaya, con la alcahuetería de falsos ‘izquierdistas’, tránsfugas y traidores de la Revolución Ciudadana (RC). Ensaya varios proyectos, los más importantes, Unidad y Compromiso Ecuador.

Por cierto que la frase es un eslogan mentiroso, porque los adherentes a uno y otro, en esencia, representan la ideología de la derecha, identificada con el neoliberalismo o capitalismo de rapiña y las políticas del FMI, de paquetazos, especulación y atracos, a lo cual quieren desesperadamente volver, con el rabioso apoyo de oportunistas, desleales al pueblo, que aspiran a lograr espacios electorales con la vieja y putrefacta partidocracia. Buscan revertir las conquistas logradas, la soberanía y el petróleo recuperados, volver a atracar los dineros públicos; y algunos, obnubilados por el odio esperan cambiar la mejor Constitución que el país ha tenido en su historia, aprobada con el 70% de respaldo popular.

Eso es ideología y retardataria, con la que se han identificado siempre el PSC de Ponce Enríquez y León Febres-Cordero, Madera de Guerrero, de Jaime Nebot y su precandidata Cynthia Viteri, que anuncia que la ‘crisis’ de Ecuador, que financieramente representa unos $ 12.000 millones ($ 8.000 millones por el petróleo y $ 4.000 millones por el terremoto) se la puede ‘resolver’ vendiendo dos aviones presidenciales ($ 70 millones) o sea con un pírrico 0,58% (menos del 1%) ¡Ni para ironía! Están muy cercanos, Alberto Dahik, exvicepresidente de Sixto, calificado como ‘terrorista económico’ por el mismísimo Febres-Cordero, en cuyo gobierno sirvió como Ministro de Finanzas; Ramiro González, ex-ID, que creó, estando tanto tiempo en el IESS, con el actual Gobierno, el partido Avanza. Se aproxima Lucio Gutiérrez, derrocado por el pueblo y reemplazado por Alfredo Palacio, posesionado por Cynthia Viteri. A ellos se suman otros de menor cuantía, unos cuantos alcaldes y un par de prefectos que mendigan espacios a este sector, una y otra vez derrotado por el pueblo, a lo largo de estos 10 últimos años.

Guillermo Lasso, representante de la banca privada en la Junta Monetaria con Sixto, fue Gobernador del Guayas y Superministro de Finanzas de Jamil Mahuad, que en su turno fue apoyado por Nebot y el PSC al no presentar candidato a la Presidencia.

Fue también embajador plenipotenciario de Lucio. Cuenta con el apoyo de ciertos bailarines de PK (Fanny Campos) y uno que otro dirigente sindical rastrero. A ellos no les importan las ideologías si festinando al Estado y sus recursos hay reparto de la ‘troncha’, nueva entrega a las transnacionales; se vuelve a hipotecar la nación con leoninos endeudamientos, en extremo condicionados.

No hay cabida para un nuevo engaño al pueblo ni marcha atrás en el proceso de cambios. Es el momento histórico de la verdadera unidad popular para defender la Constitución, conquistas sociales y reformas logradas; iniciar otras, en especial la agraria y laboral, e impulsar el nuevo modelo productivo, de industrialización, fortalecimiento de la educación y el conocimiento, superando la vieja matriz primario exportadora; defendiendo la soberanía y dignidad nacionales, ejecutando políticas redistributivas de la riqueza y el ingreso, y fortaleciendo las relaciones internacionales de paz e integración solidaria con los pueblos.

Se debe acelerar los reajustes a la organización de AP, fortalecer las alianzas con los sectores sociales y políticos progresistas, y definir un equipo de candidatos idóneo, ganador, que combine juventud, experiencia y representatividad social, territorial y sectorial; con espíritu democrático e integrador, jamás sectario ni excluyente.

Es clara la tarea: derrotar a los partidos de la derecha y sus ideologías retardatarias. (O)

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado