Negacionismo

- 12 de diciembre de 2019 - 00:00

Sabiendo que el conocimiento es limitado, siempre hay nuevas formas y hechos que van apareciendo en el marco de la comprensión de los fenómenos de la ciencia y así expandir el acumulado de conocimiento y sus formas de construcción. Han aparecido históricamente formas de comprensión, como la inducción, la deducción, la dialéctica, que están entre las principales posturas académicas que se trabajan con el y por el conocimiento.

Lo que nos interesa es presentar una nueva forma de comprender la realidad que es el “negacionismo”, la negativa de aceptar una teoría, ley o evidencia bien establecida. Esta posición es un rechazo de conceptos básicos, aceptados y respaldados por gran parte de la ciencia y que favorecen a ideas que son radicalmente diferentes y muy controversiales. Por ejemplo, se niega el holocausto nazista y, más recientemente, en la era del presidente Trump, se niega la existencia del calentamiento global.

El negacionismo es fomentado por el fanatismo de derecha e izquierda, se licúan intereses religiosos, económicos, sociales y políticos. En nuestro país hay aliados del negacionismo que son los que rebaten ante pruebas evidentes la existencia de la corrupción en épocas pasadas, siendo que han declarado los mismos corruptores que entregaban dinero para obtener contratos con el Estado. Aquí entra el negacionismo para ubicarse y negar una evidencia, como que hoy es jueves y vivimos en el planeta Tierra, coloca argumentos irrisorios ante una realidad evidente.

Estas corrientes de argumentación utilizan grandes recursos para cambiar decisiones, en el caso de la negación del cambio climático se indica que detrás de estos discursos están grandes corporaciones que son las que han contaminado el ambiente. En nuestro país, seguro que hay intereses detrás para argumentar el negacionismo.

Algunos países europeos, ante este tipo de argumentación, en sus cuerpos jurídicos buscan regular este tipo de acciones desleales a la ciencia, a la moral y al desarrollo del conocimiento y de las sociedades. En nuestro país debe existir una firmeza en las instituciones para no dejarse llevar ante argumentos tan evidentes y pensar siempre en sentido de la verdad respaldada por la argumentación científica y moral. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: