Sobre necesidades y capacidades humanas

- 29 de diciembre de 2018 - 00:00

La importancia concedida a la dignidad humana fundamenta el enfoque de derechos. Las personas los tienen, de modo inalienable, para ejercer las libertades y satisfacer sus necesidades. La pobreza, por ejemplo, es la ausencia de libertad para satisfacer las necesidades.

La pobreza guarda relación con las libertades y necesidades básicas, fundamentales para el logro de un nivel mínimo de dignidad humana. En la perspectiva de las capacidades, la pobreza sería la falta de la libertad para ejercerlas y, por ende, para satisfacer esas necesidades. En la perspectiva de los derechos humanos significa la no realización del derecho a la libertad para satisfacer las necesidades y desarrollar las capacidades.

Amartya Sen asegura (The ends and means of sustainability, 2000) que: “Es un hecho que los seres humanos tienen necesidades y que estas deben ser satisfechas. Sin embargo, ¿se debe considerar a las personas exclusivamente en términos de sus necesidades y no de la importancia de su libertad para tomar decisiones… para vivir de la manera que más les plazca… o para hacer lo que tenga razón de querer hacer (aun si esto no implica satisfacer sus necesidades)?”. Pero en realidad todo lo que se hace implica una necesidad.

La pobreza, como carencia o ausencia de oportunidad, viola la libertad básica de falta de acceso a recursos (Bengoa, José. La pobreza como violación de los derechos humanos, 2004), y llama la atención a quienes toman decisiones.

Retomando a Sen: “Ya no se trata solo de personas con necesidades, que reciben beneficios asistenciales o prestaciones discrecionales, sino de titulares de derechos que tienen el poder jurídico y social de exigir del Estado”.

El derecho a la salud, por ejemplo, es la libertad para satisfacer las necesidades, objetivas del cuerpo, subjetivas de la mente y las sociales de recibir servicios médicos (para recuperar la salud combatiendo la enfermedad) gratuitos, universales, de calidad. Derecho a obtener información y controlar la propia salud, que va más allá de la ausencia de enfermedad, reclamando el ejercicio de las capacidades para satisfacer las necesidades. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: