Disección de la mandarina

- 12 de noviembre de 2019 - 00:00

Cuando voy al mercado, enseguida me reconocen. “¡Mandarina!”, me dice el primer vendedor que aparece. Bueno, no voy a hablar de ese uso local que llama así al hombre que es mandado por su mujer. Un término machista dirán algunas.

Voy a referirme a la palabra mandarina y a su contraparte masculina. La fruta es realmente la forma corta de naranja mandarina, es decir naranja china. Proviene de China, pero nos llegó desde España (el segundo productor del mundo; China es el primero y Ecuador ocupa el puesto 15). Esta fruta fue llamada así por su color, parecido al de los trajes de los mandarines.

Mandarín, masculino, era el nombre de los antiguos funcionarios de la China imperial. Hasta hace poco se creía que la palabra mandarín era de origen chino y se refería a los funcionarios manchúes. Pero resulta que la dinastía manchú se estableció en China en 1644 y la palabra mandarín es de alrededor de 1500. Además ya se cultivaban mandarinas en España y Portugal.

Lo más probable es que provenga del portugués “mandarim”, pues Portugal fue la primera nación europea que estableció comercio regular con el Lejano Oriente a inicios del siglo XVI. En sánscrito, antigua lengua india, existe la palabra “mantrim” que significa burócrata.

Esta pasó al malayo como “mantari” y pasó al portugués como “mandarim”. El paso del portugués al chino no es un caso aislado. El nombre más conocido de la isla de Taiwán (Formosa) viene del portugués y significa hermosa, un orgullo para los habitantes de dicha isla.

Lo cierto es que para cuando llego la dinastía manchú, el término “mandarín” en chino ya significaba burócrata. De ahí que los dialectos mayoritarios del norte y centro de China terminaran llamándose chino mandarín. Luego uno de esos dialectos, el mandarín de Pekín, se volvió el dialecto estándar. En portugués y en las demás lenguas latinas, mandarín se asocia con mandar y mandadero, el que te hace los mandados. O sea, mandarina. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: