Ecuador, 09 de Diciembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Jessica Jaramillo

Los pobres pagan la fiesta

10 de octubre de 2020 - 00:00

Mientras la campaña electoral arranca y los políticos gastan dinero en caravanas, festejos y hasta llegan bailando al Consejo Nacional Electoral, la realidad del país es enormemente distinta a su algarabía. Lamentamos no recibir esta campaña con la alegría de sus egos; pues para los ciudadanos sin privilegios la vida es más dura.

Nos preocupa el número de candidatos; sin embargo, ese es el sistema electoral mantenido para fraccionar el voto. Nos preocupa aún más que se gasten 114,3 millones de dólares del presupuesto público en nombre de la democracia; y que poco o nada se auditen los fondos entregados a partidos y movimientos, que no cumplen su misión, que no han generado liderazgos y son membretes de alquiler.

Siendo la política la vía para administrar el Estado, elaborar leyes, la herramienta para resolver las necesidades de la gente, establecer equilibrios, orientar la inversión pública y privada, pues sin actividad económica no habrá rentas que recaudar, es alarmante que recursos públicos se derrochen en manos de mediocres y negociantes.

Pero este proceso electoral no será igual, la pandemia ha marcado las enormes diferencias entre comodidad y pobreza,  entre quienes han podido sostenerse  en el confinamiento y la gran parte de los ecuatorianos que sale a la calle a buscar el pan, que perdió su trabajo, su casa, que están asfixiados por las deudas, sufren depresión y hasta piensan en el suicidio.

Los políticos que bailan y malgastan, no entienden este país profundo, diverso y con enormes carencias; ellos seguirán danzando sobre nuestra precariedad, nuestros muertos y el sufrimiento de miles de familias.

Es hora de exigirles a los candidatos respeto, sensibilidad y austeridad. Entiendan que esta crisis sanitaria es también una crisis económica y social; comprendan que nos fastidia se dilapiden fondos públicos mientras hay ecuatorianos sin hogar. 

Contenido externo patrocinado