El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.28/Nov/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Fredy Lobato

Los incumplimientos de la Asamblea con los LGBTI

23 de octubre de 2021 00:08

Ha sido reiterado el reclamo y pedido al Ejecutivo (desde Rafael Correa, Lenin Moreno y ahora Guillermo Lasso), de parte del activismo por los derechos de personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales, la aplicación de políticas públicas y el seguimiento de los llamados de atención de parte de Naciones Unidas, ante violaciones de derechos humanos contra estos colectivos. Pero la Asamblea ha sido más incumplida y nadie le pide cuentas.

Desde el Ejecutivo ha habido negligencias e inconvenientes de entidades técnicas y de servicios (Procuraduría del Estado y Registro Civil), en el cumplimiento de la Ley -específicamente la propia Constitución-, sobre no discriminación y ha tomado de pretexto la falta de reglamentos. Pero más que todo es falta de voluntad política. La Constitución es norma suprema y eso lo sabe cualquier abogado de primer semestre.

Ahora quien increpa -nuevamente- al Registro Civil, es la mismísima Corte Constitucional, ante sus reiteradas negligencias y falta de rigor en cumplir sus sentencias relativas a derechos de poblaciones LGBTI. El seguimiento de la Corte destaca “cumplimientos defectuosos” de la entidad con la sentencia de 2018, respecto del registro de la niña Satya Bicknell Rothon, cuyas dos madres demandaron al Estado por impedirles -en época del correato- registrar a su hija.

Las medidas de reparación no han llegado de parte no solo del Registro Civil, sino del Poder Legislativo; ente que no ha tenido una mínima intención de incluir en su agenda de trabajo -sea desde las Comisiones o algún asambleísta comprometido- en darle seguimiento.

Fundación Pakta, solicitó ese seguimiento a dichas sentencias y la Corte ha dispuesto a la Defensoría del Pueblo, como al Consejo de Igualdad, vigilar el cumplimiento de la sentencia No.1692-12-EP/21 de 2018. Evidentemente, el activismo LGBTI estará vigilante, pues no es el único caso de falta de rigor. El Registro Civil ha sido muy diligente en cumplir el registro de matrimonios del mismo sexo, pero la Asamblea Nacional muy negligente en reformar la Constitución.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado