El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.5/May/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Diego Salgado Ribadeneira

Las tres crisis

21 de abril de 2021 00:00

Después de 14 años, el Ecuador vive una transición democrática entre Gobiernos de corriente ideológica “socialista del siglo 21” y el Gobierno que inicia su mandato, de tendencia liberal en materia económica.

La franca advertencia del Presidente Lenin Moreno al terminar su mandato: “la mesa no queda servida”.

Los ecuatorianos, hoy como hace 4 años atrás, sienten que: la mesa NUNCA queda servida. Pero ahora, menos que nunca. La sociedad vive la peor Crisis de salud conocida. El Sistema de Salud público y privado colapsaron por la cantidad de pacientes infectados por el coronavirus. En los 4 años del presidente Moreno ha nombrado a 5 ministros de Salud Pública que coexistieron entre denuncias sobre corrupción en el sector, la pandemia y el proceso de vacunación, de los menos eficientes de América.

La Crisis de la corrupción, es otro mal que aflige a los ecuatorianos. En palabras del presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, existen 60 asambleístas investigados, incluido él mismo, por casos de irrespeto a la ley. Hace pocos días la Fiscalía ordenó la detención del Contralor, funcionario que debió fiscalizar el uso de los recursos públicos. Un ex presidente del Ecuador es prófugo de la Justicia, su ex vicepresidente está detenido en el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga, cumple sentencias por corrupción, así como varios ex funcionarios del gobierno. Además, Existen cientos de casos que se investigan en las instancias judiciales.

La Crisis que postra a la población es la de la pobreza, el desempleo llega a niveles alarmantes, al menos el 60% de los ecuatorianos que conforman la Población Económicamente Activa, PEA, están en el desempleo, no hay inversión pública, ni privada.

Se pueden llenar cientos de hojas describiendo los males que aquejan a los ecuatorianos, pero siempre hay esperanza, se inaugura un nuevo gobierno. El flamante presidente tiene una tarea compleja, su prioridad será inmunizar a la población contra el virus, garantizar la seguridad jurídica, incentivar la inversión para generar riqueza y con ella crear empleo para reactivar la economía. Todo lo demás, llegará por complemento. (O)