El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.23/Oct/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Nathaly Pernett Vallejo

Las primeras economías del mundo son aquellas con menores brechas de género

30 de agosto de 2021 00:44

Teniendo como referente que las primeras economías del mundo son aquellas con menores brechas de género, hay evidencia que la política pública y privada puede generar un balance entre el impacto de la pandemia en la situación laboral de las mujeres y su equilibrio con las tareas domésticas.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos INEC, en su Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo ENEMDU, a septiembre de 2020 la tasa de empleo no remunerado fue de 16,9% para mujeres, y de 6,3% para hombres; de acuerdo al Informe de la Cuenta Satélite de Trabajo no Remunerado de los Hogares, las mujeres realizan en promedio 31 horas a la semana de trabajo no remunerado en el hogar y estudian en promedio 2,14 años más que un hombre para conseguir un empleo adecuado.

Las políticas de recuperación requerirán que se estudie y se aborde el problema de las distintas desigualdades de género, incluso con respecto al trabajo y serán cruciales para el diseño de políticas publicas que tengan como eje principal cerrar brechas, la economía cambió, el Homo economicus (concepto que fue utilizado por primera vez en el siglo XIX por el economista John Stuart Mill, y que explica para ciertos enfoques de economía los comportamientos que se dan en la sociedad humana), no tomó en cuenta la economía “invisible”, la economía del hogar y el trabajo que esta requiere, de hecho para que Stuart pueda ser un célebre economista alguien se encargó -sin rédito- de su cuidado, alimentación, etc; y esa economía no es entendida hasta nuestros días con su real impacto en el desarrollo de las naciones.

El objetivo y las prioridades actuales del Gobierno para las mujeres deben estar relacionadas con el objetivo de mejorar la prosperidad del país.

Problemas a atacar:

  • La percepción de que el trabajo a tiempo completo es necesario para el éxito profesional
  • La percepción de que las mujeres que trabajan a tiempo parcial o tienen más de un empleo se encuentran en desventaja en el sistema fiscal
  • La falta de puesta en común de las tareas del hogar
  • La ausencia de políticas de familia en las grandes empresas y la resistencia a atribuir a los hombres responsabilidades familiares
  • La falta de flexibilidad en las políticas y servicios de educación preescolar (por ejemplo, sensación de falta de alineación entre las horas de la educación preescolar y las horas de trabajo, y la preocupación de que la política de las 20 horas de educación preescolar está provocando que madres que no trabajan ocupen el sitio de las madres trabajadoras)
  • La falta de apoyo para las madres jóvenes y las madres primerizas
  • La discriminación hacia las mujeres con discapacidad que buscan empleo
  • La orientación profesional insuficiente en las escuelas
  • Las presiones futuras relacionadas con el cuidado de familiares mayores
  • Las preocupaciones sobre el cuidado, como la disponibilidad de los trabajadores de ayuda a domicilio los fines de semana, la prestación de horas insuficientes y los bajos índices de remuneración
  • La pobreza entre las familias monoparentales; debería incluirse el poco tiempo que se dedica a los niños
  • La falta de instalaciones asequibles de atención para niños, especialmente para las mujeres EN situación de riesgo.

Para educar a los adultos en temas de equidad se puede trabajar en los siguientes ejes:

  1. Tributario: Deducibilidad en la contratación de mujeres o en su defecto disminución o exenciones tributarias para cabezas de hogar en productos de la canasta básica, subsidios para estudiantes.
  2. Laboral: Hojas de vida sin documentos distintos de los que refieran a las competencias y capacidades del postulante con la finalidad de verificar si se adecúan a la vacante respectiva, con parámetros de designación de grados internos y establecimiento de funciones para cada puesto de trabajo, a fin de fomentar la objetividad en el trabajo de cada empleado a fin e combatir la segregación profesional, dado que una notable proporción de mujeres y hombres trabajan en profesiones dominadas por su propio género.

Licencias compartidas: Las cifras referentes al cuidado del hogar, cocina , lavanderías , etc denotan la incapacidad de hombres y mujeres de compartir roles que se entienden asignados a un género , pese a ser actividades de un adulto funcional cualquiera, una forma de romper con estos estereotipos e impactar de manera directa en el cambio y complemento de roles son el compartir las licencias de embarazo, maternidad y lactancia entre progenitores.

Continuidad del empleo; flexibilidad en las condiciones de trabajo para las personas con responsabilidades familiares; pausas para comer y descansar;alimentación del lactante.

  • Abordar las cuestiones de igualdad como parte de los requisitos de "buen empleador”
  1. Educativo: Un sistema de enseñanza con un alto nivel académico en todos los niveles es esencial para que los jóvenes dispongan de las habilidades necesarias para los empleos en el futuro y para aumentar el éxito económico y social. Las mujeres cuentan con altos niveles de participación y rendimiento en el sistema de enseñanza oficial.

Acceso a la educación preescolar de alta calidad para obtener buenos resultados para los niños de corta edad y para los padres, financiación completa de 20 horas de educación preescolar por semana para los niños de tres y cuatro años de edad aumentaría         las posibilidades de las familias, especialmente las de las mujeres, que son las principales encargadas del cuidado de los niños, de poder mantener un equilibrio entre sus responsabilidades laborales y familiares.

  1. Juridico: Cambios legislativos para mejorar la seguridad de las víctimas de la violencia doméstica, mejorar la capacidad de respuesta de los organismos de justicia penal en favor de las víctimas de la violencia doméstica.

Por ejemplo que la policía pueda emitir órdenes de seguridad cuando consideren que se ha producido o se puede producir un caso de violencia doméstica, pero no hay motivos suficientes para realizar un arresto. Las órdenes garantizan la seguridad inmediata de la víctima porque la persona contra la que se emite debe abandonar el domicilio durante un máximo de cinco días mientras la orden está en vigor.

Aumentar el número de tribunales especializados en violencia en la familia.

 

El sometimiento de la mujer constituye un modelo social obsoleto basado en prejuicios y que afecta gravemente el progreso social, por ende la política que permita mejorar los indicadores debe tener al menos estos 4 ejes, tomando como referente que existe ya una doble jornada, se debe apoyar la educación y la capacitación de más mujeres y niñas; utilizar las habilidades y el crecimiento de las mujeres en la economía; alentar y desarrollar líderes mujeres; y garantizar que las mujeres y las niñas no sufran violencia.

 

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado