La vía está, ¿y el objetivo?

- 27 de julio de 2020 - 00:16

El pasado viernes, el gerente general de los Medios Públicos anunció, básicamente, que los Medios Públicos –radial, escrito y audiovisual– continuarán en marcha, pero deben pasar por un proceso de transformación, el cual arrancó el mencionado día. Al respecto, detalló la vía que se tomó donde se aspira, en resumidas cuentas: contar con talento humano multimedios, y ofrecer cobertura de información que los demás medios no la dan.

¡La vía está! La interrogante que me surge, y que es altamente probable que le surja a usted, estimado(a) lector(a): ¿Y el objetivo? Bueno, veamos.

La Ley Orgánica de Comunicación, hoy, reformada, establece en su artículo 78.1 los objetivos para los Medios Públicos; me permito transcribir fragmento de este:

“a) Facilitar y promover el ejercicio de la libre expresión del pensamiento, así como el derecho a la comunicación democrática de todos los miembros de la ciudadanía; b) Crear oportunidades para que la ciudadanía genere sus propios espacios de diálogo entre ciudadanos y el Estado, en referencia a sus agendas prioritarias de interés común; c) Generar espacios de comunicación pública para el fortalecimiento de las relaciones interculturales a fin de fortalecerse en su diversidad y heterogeneidad; (…)”.

Dicho eso, creo que los invocados objetivos requieren de una nueva revisión de la planificación estratégica elaborada en los Medios Públicos, en pro de ajustarla para así alcanzarlos. La vía es adecuada: tomar como modelo el caso británico de la BBC, pero ello demanda: 1) consolidar objetivos de la Ley, donde prime la independencia editorial, y embanderarla perpetuamente; 2) contenidos de elevada calidad, donde se garantice credibilidad, veracidad y equilibrio a través de contenidos con voces diversas; 3) la crítica, sí, pero para la propuesta; y, 4) medios públicos más cercanos a la sociedad, donde la vía sea bidireccional. (O)

Medios Públicos EP