Ecuador, 11 de Agosto de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Encargado de Negocios a.i. de la Embajada China en el Ecuador, Sr.Wang Xinming

La Tendencia Histórica de la Reunificación Completa de China es Irreversible

05 de agosto de 2022 - 01:00

El 2 de agosto, ignorando la fuerte oposición y las serias gestiones de China, la Presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, visitó la región de Taiwán en China. El Gobierno estadounidense y un gran número de voces en la opinión pública de EE.UU. creen que la visita de Pelosi a la Región china de Taiwán creará un gran riesgo para la situación en el Estrecho de Taiwán y tendrá un grave impacto en las relaciones entre EE.UU. y China. La comunidad internacional ha enfatizado que dicha visita de Pelosi es errónea, irresponsable y viola gravemente las normas básicas de las relaciones internacionales. Varios amigos ecuatorianos defienden la justicia y señalan que este hecho peligroso distorsiona, oscurece y vacía nuevamente el principio de una sola China, lo que solo demuestra que el verdadero propósito de EE.UU. es jugar la "carta de Taiwán", es decir, "usar Taiwán para controlar China" y contener el desarrollo de China. El Secretario General de la ONU, António Guterres, dijo al respecto que la ONU se atiende a las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y a la política de una sola China como la orientación. La visita de Pelosi muestra claramente a la comunidad internacional quién está cambiando el status quo en el Estrecho de Taiwán, quién está socavando las relaciones sino-estadounidenses, quién está socavando la paz y la estabilidad regional, y quién está alterando el orden internacional.

La historia y la amplitud de la cuestión de Taiwán son claras, y el hecho y la situación actual de que ambos lados del Estrecho de Taiwán pertenecen a una sola China son claros. En el mundo existe una sola China, Taiwán forma parte inalienable del territorio chino, y el Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China. Esto ha sido claramente reconocido por la Resolución 2758 de 1971 de la Asamblea General de la ONU. A partir de la fundación de la República Popular China en 1949, 181 países, incluido Ecuador, han establecido relaciones diplomáticas con China sobre la base del principio de una sola China. Este principio es un consenso universal de la comunidad internacional y una norma básica en las relaciones internacionales.

Los sucesivos gobiernos del Ecuador se han adherido firmemente al principio de una sola China. En la votación de la Resolución 2758 de la Asamblea General de la ONU en 1971, Ecuador fue uno de los 76 países que votaron a favor y desde entonces rompió relaciones diplomáticas con las autoridades de Taiwán. China y Ecuador establecieron relaciones diplomáticas en 1980, y el entonces Presidente ecuatoriano Jaime Roldós apoyó inequívocamente el principio de una sola China. Durante las interacciones de alto nivel entre los dos países en los últimos 42 años, la parte ecuatoriana siempre reafirmó el principio de una sola China. En febrero de este año, el Presidente ecuatoriano Guillermo Lasso realizó una exitosa visita a China. Durante la visita, las dos partes emitieron la Declaración Conjunta sobre la Profundización de la Asociación Estratégica Integral sino-ecuatoriana, en la que el Ecuador reitera “su firme adhesión al principio de una sola China y su apoyo a los esfuerzos emprendidos por el Gobierno chino por materializar la reunificación de su país”. Por tanto, China siempre aprecia las relaciones amistosas entre China y Ecuador, y agradece a Ecuador por su valioso apoyo a largo plazo en este tema que involucra los intereses fundamentales de China.

En la actualidad, el mundo ha entrado en una nueva etapa de turbulencia y cambio, y los factores inestables e inciertos han aumentado significativamente. En este panorama, los países están más ansiosos por la paz y el desarrollo. Cualquiera que se mueva en contra de la tendencia histórica del desarrollo pacífico seguramente quedará clavado en el pilar de la vergüenza histórica. La visita de Pelosi a Taiwán es una seria violación al principio de una sola China y las estipulaciones de los tres Comunicados Conjuntos entre China y EE.UU., ha impactado severamente la base política de las relaciones sino-estadounidenses, infringido gravemente la soberanía y la integridad territorial de China, socavado seriamente la paz y la estabilidad del Estrecho de Taiwán, y ha enviado una señal muy equivocada a las fuerzas secesionistas por la "independencia de Taiwán". En este sentido, las contramedidas resueltas de China están completamente justificadas, son razonables y legales. Todas las consecuencias derivadas de ellas deben ser asumidas por la parte estadounidense y las fuerzas separatistas de la "independencia de Taiwán".

Ningún país cederá en cuestiones que involucren soberanía e integridad territorial. El principio de una sola China es la premisa y el fundamento para que China desarrolle relaciones con cualquier país, y el país nunca permitirá "cruzar la línea". La determinación del Gobierno y del pueblo chino de lograr la reunificación de la patria es sólida como una roca y nadie, ninguna fuerza, ni ningún país la cambiarán. Para personas como Pelosi, su inútil intento de confabularse con las fuerzas separatistas de la "independencia de Taiwán" y socavar la soberanía e integridad territorial de China no detendrá, sino que sólo acelerará el proceso histórico de reunificación de China. No se puede violar la opinión pública, y la tendencia general es irreversible. La Nación china debe ser unificada, y está destinada a ser unificada.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media