El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.27/Jul/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Edwin Hidalgo

La peor prisión en Cuba

22 de julio de 2021 00:30

Los medios no hablan mucho de esta cárcel y, sin embargo, es la más cruel. En principio, se parece al sistema penitenciario alemán vigente hasta 1945: Nacht und Nebel, noche y niebla. Este método consistía en la desaparición del detenido sin informar a su familia y otras particularidades que se han usado este siglo para la peor prisión que hay en Cuba. Este centro de detención nunca ha sobrepasado los mil prisioneros, pero siete de ellos se suicidaron en sus celdas. Uno de los suicidas era menor de edad; los otros 11 detenidos menores de edad ahora son mayores. Otro se dice que murió por un paro cardíaco, pero es probable que muriera torturado. Sí, porque aquí torturan a los reclusos y los mantienen aislados. Aquí no hablan con nadie, peor con un abogado. Los que han sido liberados, después de tanto sufrimiento, nunca fueron absueltos (¿de qué si no había acusación?) ni se les pidió perdón por la injusticia.

Los que siguen presos pasan en una celda sin ventanas casi todo el día. Apenas salen una hora a recibir el sol y estirar las piernas; aunque eso ocurre en un pequeño patio con cerca eléctrica de tres metros. Y algunos de ellos ya están en este campo casi 20 años.  Gandhi desafió a las autoridades británicas en 1943, en plena guerra, con una huelga de hambre. Aquí no le habría servido, pues al que hace huelga de hambre le alimentaban con suero, a la fuerza.  Se conoce por testimonios, de los pocos ex prisioneros que han podido hablar con la prensa internacional, que les hacían interrogatorios prolongados, en situaciones de extremo calor sin darles agua. Como dije al principio, esta es la peor prisión en Cuba. En Cuba pero no de Cuba, sino de los Estados Unidos. porque estamos hablando del Centro de Detención de Guantánamo, fundado por el ex presidente George Bush, donde  se desconoce la Convención de Ginebra, peor la Declaración de los Derechos Humanos. Jesús dijo:  “¿Por qué miras la paja que está en el ojo ajeno, y dejas de ver la viga que está en tu propio ojo?” (Mateo 7:3)

Contenido externo patrocinado