“La ciencia con boca”, un proyecto innovador

- 05 de marzo de 2019 - 00:00

Suena bien. Para ello, la ciencia recupera la palabra –con boca y audiovisuales- para compartir conocimientos y hacerlos asequibles a todos.

Este principio es la filosofía de la Coalición STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), creada por la iniciativa “La ciencia con boca”, que consiste en una serie de conferencias dirigidas a jóvenes de 2.º y 3.º de bachillerato, conducidas por científicos y científicas del Ecuador que motivan e inspiran el pensamiento científico y las vocaciones no solo a estudiantes sino a profesores.

Su objetivo es mejorar la educación: despertar interés, motivar vocaciones y reflexión, a partir de la difusión de manera amena y activa de los avances de la ciencia, desde los científicos –mujeres y hombres-, quienes comparten las ciencias duras con ejemplos sencillos, dinámicas comprensibles y prácticas asociadas a la cotidianidad.

Auspician varios organismos: Ministerio de Educación, SENESCYT (Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología); REMCI (Red de Mujeres Científicas); Kuna (Red de divulgadores de ciencias); UNAE (Universidad Nacional de Educación); CANAPE (Cámara Nacional de la Pequeña Empresa); Fundación CRISFE; Parque tecnológico Machángara soft; Instituto Santa Fe y AESOFT (Asociación Ecuatoriana de Software); Club Rotario de Quito y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Estuve presente en una de estas conferencias, en la Plataforma Gubernamental Norte, en Quito. La iniciativa “prendió” en estudiantes y profesores, al ver que las ciencias no son lejanas sino parte del mundo real, que alude a la necesidad crucial de la pedagogía moderna: desarrollar la capacidad de resolución de problemas.

Si esto es posible con las Matemáticas, por qué no intentar –pienso- con las ciencias blandas-, y el mundo de los valores, que también son realidades que requieren, con igual urgencia, competencias para integrar a los jóvenes a una sociedad moldeada por transformaciones tecnológicas, en la que persisten problemas de pobreza, desigualdad y exclusión. ¡Hoy la ciencia con boca; mañana será el arte; pasado mañana la ética y los valores humanos! (O)