La B de burro, parte 2

- 15 de enero de 2019 - 00:00

Decíamos la semana anterior que en español B y V solo se diferencian en la ortografía. Nuestra lengua tiene al menos mil años de existencia. La Academia de la Lengua (omito lo de real por ser odioso) tiene apenas 300 años. La Academia, desde un principio, usó más el criterio etimológico que el fonológico al escribir las palabras del español.

Es decir, trató de conservar la escritura original, latina o griega, de los vocablos. Por eso nos dio esos monstruos como psicología, en memoria de la PS del griego, cuyo símbolo parece un tridente. Pero como el español era más viejo que la Academia, ya teníamos miles de palabras escritas por nuestros grandes escritores.

Esas palabras ya no volverían atrás, al menos las más usadas. Por eso escribimos gobierno con B de burro (además le calza). En casi todas las demás lenguas europeas, incluyendo al portugués y al inglés, gobierno se escribe con V de vaca (governo, government).

Una prueba de que el español no tiene V dentilabial. Lo que sí sabemos es que la B o V (siempre labial) entre vocales suena fricativa. Por eso talvez en español se escribe móvil con V de vaca. En otros idiomas es con B de burro. Mobile en inglés, por ejemplo. Y para ser fieles al latín, deberíamos escribir boda con V (del latín vota, plural de votum, voto o promesa).  

Eso ocurre porque en español no existe ese sonido. El fonema /v/ se escribe con V en francés, italiano y portugués; en catalán ya no existe: aunque hay palabras escritas con V, se pronuncian como /b/. La tierra que está cerca de los Pirineos, cuna de los vascos, siempre es la afectada. Hace unos 800 años surgió un grupo religioso en el sur de Francia: los cátaros.

Los del norte de Francia los llamaron herejes, quizás para quitarles sus propiedades. Pero lo que nos interesa es su lengua occitana, emparentada con el francés. En el himno cátaro (puedes escucharlo en YouTube) están las palabras occitanas raba (rábano en español y rave en francés) y cabros (cabras en español, chevres en francés). (O)