Jaime Nebot

- 09 de mayo de 2019 - 00:00

Desde todos los sitios, los guayaquileños salieron a  las calles a saludar al buen Alcalde que se va y que se queda para siempre. El Alcalde inolvidable de la ciudad inmortal. Es Jaime Nebot al paso. El alcalde transformador. Edificador. Regenerador. Padre de la ciudad nueva y el Alcalde cuyo amor por la ciudad es tan grande como grande su corazón de servir.

Se ha organizado una marcha grande porque ningún guayaquileño se ha querido quedar en casa. Mujeres y hombres unidos en un gran coro de gratitud, por tu gran servicio a la ciudad desde todas las formas y en todos los lados.

Nebot caminando su despedida y las calles de la ciudad acompañándolo. Los árboles formando calles de honor al paso del ciudadano honorable que recibió tanto amor como tanto lo dio.

Guayaquil y Nebot es amor sin tiempo. El río que es nuestro río abrió paso en sus aguas para el paso triunfante del generoso Alcalde de inmensa obra pública y ciudadana.

Las estrellas se mueven, la luna cubre nuestros cerros. La lluvia cae, lo inunda y lo florece todo, el tiempo corre entre encebollados y el sol; está en gozo el reloj de la gratitud que se ha hecho presente; los caminos de Guayaquil que suben y bajan recuerdan por siempre su trabajo creador y cariñoso por la ciudad. Nebot no se va, se queda en la memoria de todo aquello que vive para guardar agradecimientos y gratitudes.

Todo canta y todo vive en esta ciudad tuya, Nebot, a la que le regresaste su grandeza y su ser cosmopolita. Miles de antorchas encendidas indican el camino trazado de la ciudad viva. Guayaquil ciudad Nueve de Octubre, fuerte, inmortal. Ciudad que festeja tu liderazgo y tu amanecer de darlo todo por convertir a Guayaquil, ser ciudad nueva cada día.

Es justo y merecido agradecer al alcalde Jaime Nebot su labor de Alcalde en este período continuo de 19 años. Su obra es gigantesca, hermosa y nos complace a todos los guayaquileños. Su amor a Guayaquil se sembró y se cosechó. Su trabajo por la ciudad es de amor verdadero y trascendente.

Gracias, alcalde Nebot; la gratitud de Guayaquil lo acompaña por siempre. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: