Hello raper

- 09 de diciembre de 2019 - 00:00

Quienes viven en el desenfreno de la sublimación continua, son quienes por instinto encuentran como método defensivo no esa vieja confiable de negarlo todo, sino la defensa del psicópata: culpar a la víctima por ser víctima.

Pero este método defensivo es como una luz incandescente que el enfermo enciende, solo en una oscuridad tan vacía que créanme, nadie se hubiese percatado de su presencia. ¿A qué me refiero?

Alucina como, cuando ellas, sin violentar a nadie, en una manifestación estoica de pacifismo, dicen como parte del mensaje: “el violador eres tú” y de repente, un don nadie sale de las penumbras y grita: “¡yo no soy violador! ¡tú saliste con minifalda! ¡tú querías!”.

Este primer espécimen se llama: macho cabrío con vacante encefálica. Dícese del violador al que nadie llamó violador pero que, como luciérnaga en apareamiento, hace que todos los ojos se dirijan hacia él.

El segundo espécimen es al que nadie había visto ni acusado pero que encuentra como medio de defensa (sin que hubiere ataque) decir “¿En serio alguien cree que a esos bagres alguien las violaría”? “¡Dios nos salve de mujeres tan feas!”.

Este se llama asshole raper. Dícese del violador asimétrico, con perfil de Ricky Martin de Picasso, rechazado por la forma occidental que está fuera de su alcance. Es un violador hipócrita, porque sabe que para violar se necesitan orificios y no parámetros estéticos. Este es el peor de todos, porque no considera humanas a las mujeres, sino objetos.

¿Cómo hacer entender a mentes tan limitadas que, cuando ellas dicen “el violador eres tú”, no se refieren a alguien en específico? Es como cuando dos heladeras venezolanas dijeron que los ecuatorianos son feos y solo los feos se escandalizaron, de esos que no levantan ni el polvo de Guayllabamba.

Hello raper, gracias por manifestarte, salir a la luz y hacerte presente. Hoy te conocemos no por tus pecados, sino por tu torpeza instintiva-intestinal y no te olvides, que los verdaderos hombres, los que sí tienen madre, enaltecen lo que tú denigras, alaban lo que tú repudias, conquistan lo que tú destruyes. (O)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP