El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.1/May/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Cristian Bravo Gallardo

¿Estrategia o evolución?

01 de mayo de 2021 00:00

Sin duda esta ha sido una semana positiva para Guillermo Lasso, quien busca llegar al 24 de mayo, en un escenario político adecuado.

El Presidente electo busca posicionarse como un estadista con valores democráticos, al tomar una postura abierta y de respeto ante posiciones de otros actores políticos y al señalar que no intervendrá en otras funciones del Estado. En ese sentido, las primeras acciones y declaraciones de Guillermo Lasso, han generado el aplauso y la sorpresa de muchos.

El pasado 26 de abril, en un evento sencillo y marcado por la informalidad, Lasso presentó a los ministros que estarán al frente del área social y que está compuesto por un grupo diverso. De los ocho ministros anunciados, se destacó la presencia de mujeres que cuentan con un perfil profesional importante, además de la incorporación de jóvenes y gente con experiencia que expresan la diversidad de regiones y de tendencias. Ello generó reacciones positivas de parte de analistas y ciudadanos en medios tradicionales y en las redes sociales.

Dos días más tarde, el 28 de abril, en una reunión con los alcaldes, Guillermo Lasso manifestó su intención de trabajar con ellos en el proceso de vacunación, la seguridad ciudadana, obras de agua y alcantarillado, oportunidades de empleo y en la capitalización de BANEcuador. El Mandatario electo ofreció pagar paulatinamente la deuda que mantiene el Gobierno central y señaló que implementará una política basada en la unidad, la conciliación y la transparencia.

Ese mismo día, a través de un comunicado, Lasso señaló que respetará la decisión de la Corte Constitucional sobre la despenalización del aborto en casos de violación. “Hoy quiero manifestar mi total respeto a lo resuelto por la Corte Constitucional de nuestro país. Anticipo desde ya que este será respetado también por todos los funcionarios que conformarán mi futuro Gobierno”. Esta declaración generó nuevamente el respaldo en redes sociales en donde se destacó la visión democrática del futuro Mandatario.

Los pasos dados hasta el momento por Guillermo Lasso, abren la esperanza de caminar hacia el fortalecimiento de la democracia, marcada por el respeto a la institucionalidad. Lasso ha demostrado prudencia y apertura, sabe que en una coyuntura compleja como la actual, no existe mucho margen de error y que como mandatario, deberá responder a esa diversidad de electores que lo respaldó, lo cual requerirá en ocasiones sacrificar creencias personales.

Al parecer, Guillermo Lasso está decidido a no desperdiciar la oportunidad que le ha otorgado la historia, luego de varios años de lucha por llegar a la primera magistratura. Sin embargo, muchos se preguntan hasta dónde llegará la transformación del próximo gobernante.

Las declaraciones realizadas hasta el momento, le han significado a Guillermo Lasso el respaldo de varios sectores, pero también le han impuesto una vara muy alta que él y su equipo de gobierno deberán mantener en el tiempo. (O)

Te recomendamos

Las más leídas