El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.11/May/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Carlos Silva Koppel

Por qué esto sí es una guerra

11 de mayo de 2020 00:00

Es problemático creer que una "acción" es lanzar piedras y no, por ejemplo, escribir un poema. Con esto quiero decir que padecemos en demasía de objetivismo. Entonces, será aceptado pensar que vandalizar es un acto y que escribir un palimpsesto bien argumentado no lo sea.

Partiendo desde este paradigma se ha propuesto que lo que vivimos no es una guerra porque no hay bombas, soldados matándose, armas, balas disparadas. ¡Pero si lo que hay son muchos muertos!, tensiones y negligencias políticas, víctimas de delincuencia, asesinatos, Estado de excepción, toques de queda, militares en las calles, carestías, pobreza, restricción del Derecho Humano de libre movilidad. Esta es la metáfora. Asimismo, hemos perdido familia o estamos alejados de los seres que amamos y al rato, solo nos mantiene medio estables ese sentimiento de amor que les tenemos y la esperanza de que “cuando todo acabe les veremos”.

Desde la Filosofía Política se dice que no existe un enemigo, pensando a “la guerra” con las únicas características que conocemos –por lo tanto, objetivas– y no en nuevas formas de ésta. Pero en realidad sí hay enemigos: el maleante, el corrupto en el Gobierno, el maltratador del hogar, el estafador de la tienda, el desempleo, el hambre, nosotros contra nosotros mismos.

Una guerra nos hará dar cuenta desde nuestro búnker que podemos vivir sin lujos, con lo básico, con lo que produce la tierra, lejos de lo suntuoso.

A pesar de que el país está quebrado, muchos han podido ahorrar evitando gastarse en banalidades el dinero que no tienen. Por otro lado, están los tontos útiles del narcocapitalismo (el verdadero capitalismo perverso) que no han dejado de gastar en sus drogas y de eso también se podría prescindir.

Y en guerra es fácil ser el lobo de los otros más vulnerables. Hay más bestias al acecho de la debilidad que vamos adquiriendo emocional, mental, económica, políticamente.

En fin, lo que haría diferente a esta guerra es saber que lo que tenemos a la mano puede ser un arma, una herramienta o pura basura... dependiendo cómo sea usada (y aplica a las redes sociales). (O)