Así de Esmeraldas

- 08 de agosto de 2018 - 00:00

Un día de aquellos, a inicios de 1568, los mandos colonialistas del Virreinato del Perú disponen a Andrés Contero, “pacificador” de territorios (siglos después serían ecuatorianos), que cumpla con algo parecido y también “pueble” la provincia de las Esmeraldas. La jurisdicción territorial en cuestión comenzaba en el cabo Pasao (Pasado) y terminaba en la bahía de Buenaventura. Las dificultades por dominar esos paisajes acrecentaban la leyenda de sus maravillosas riquezas. “Pacificar”: someter a como salga las poblaciones del lugar; “poblar” a su vez era arranchar la condición humana a los esclavizados. Más o menos como ahora, aunque más sofisticado y con cantidad de letras muertas organizadas como leyes. Caramba, ya se sabe, la historia como calamidad o como chiste agrio.

¡Ah, la denominación! El cronista Miguel Cabello Balboa puso a andar el motorcito de la angurria europea cuando describió que las esmeraldas halladas eran “tan buenas y de tantos quilates como las viejas de Alejandría o las que gozaba Etiopía”. Las comillas son de la investigación de Jean-Pierre Tardieu, editada con el título El negro en la Real Audiencia de Quito, p. 31 y demás. No precisaba, pero decía que se las podía hallar “en las tierras de los ríos Jama y Coaque, en las sierras de los Campas”. Si aquello no hacía hervir la avaricia, entonces escribió que el oro estaba por doquier, cuestión de bajar a los ríos y recoger tanto como se quisiere. Eso que debió ser realismo mágico o palpables metáforas de lo real maravilloso, fue una maldición que todavía alcanza al espinazo de las comunidades negras de Esmeraldas y del otro la’o de la raya (Colombia). ¡Quinientos años de extractivismo en todos los sentidos! Este jazzman explica el “en todos los sentidos” (por las dudas): depredación de humanidad y de minerales y vegetales.

El 5 de agosto de 1820 fue el punto colmado por muchas llegadas: cimarronas, anticolonialistas, liberacionistas y republicanas en el reconocimiento de ciudadanía total y general. (O)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: