Ecuador, 27 de Junio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Wilfrido Muñoz Cruz

Entre el caos y la complejidad

22 de junio de 2022 - 09:47

El Ecuador enfrenta elevados niveles de complejidad e incertidumbre, con sistemas irregulares, altamente impredecibles, marcados por el desorden, el azar, el relajo. Es recurrente el demagógico truco de la pobreza para respaldar las protestas y ganar adeptos políticos; lástima que quienes lo plantean no tienen referencia o desconocen los indicadores de una condición caracterizada por la privación severa de necesidades humanas básicas que garanticen el principio de dignidad humana.

En los últimos años ha sido evidente el crecimiento tecnológico y científico que hemos experimentado, pero también es muy grande la pérdida de valores cívicos, éticos y morales; la exclusión social. Es vergonzosa la corrupción que desde el poder se ha filtrado a todos los estratos. Espectadores y víctimas parecemos embriagados esperando que nos salven aquellos que nos llevaron hasta aquí.

La ingobernabilidad nos acecha que resulta imposible utilizar estrategias que logren satisfacer a todos y resolver los problemas concretos. Resulta todo un caos, una sociedad enferma, mezquina; con peticiones políticas tramposas, con políticas públicas nada efectivas (violencia – especulación – migración, etc.), le conferimos la calidad de enemigos a quienes protestan, reclamamos derechos, pero se nos olvida cumplir los deberes.

Se esgrimen discursos racistas, marcados de odio, resentimiento y polaridades que, aunque legítimos, se ubican entre los principios base de intelección propios del paradigma planteado por Edgar Morín. Habrá que hacer un contraste entre la simplicidad y la complejidad con la necesidad de unir las partes de un todo.

Tal parece que la pandemia (aún activa), no ayudó a que tengamos un nuevo perfil de pensamiento. Es necesario recuperar valores democráticos y morales que han sido sustituidos por la vileza, evitar criminalizar la pobreza, debemos restaurar la memoria y reclamar un futuro para una juventud que demanda reconocerse y ser reconocida. Cuidado y tenemos nuevas generaciones con pocos deseos de superación.

Frente a las constricciones impuestas, sostengo firmemente que el vínculo humano es uno de los mayores activos de nuestro país; ojalá no exista la pereza para encontrar soluciones y ser capaces de afrontar la nueva etapa que se abre, apuntando siempre al bienestar común. Sin embargo… si quieres protestar, hazlo, (no dejes de alzar la voz), pero respeta el derecho de quien no quiere hacerlo.

Cabe referir que el futuro de Ecuador es labor de todos y no de un determinado bando político; el gobierno central y los autónomos deben ejecutar sus presupuestos en proyectos sociales para las comunidades. El norte será el que nos planteemos como sociedad, el país caminará si cada uno respeta las normas, si actuamos con honradez y honorabilidad. La razón de ser estriba en cambiar el papel de la sociedad en una mejor versión, quitar aquellos prejuicios que nos debilitan, optar por una actitud de protagonismo; entender que somos parte del problema, ya basta de generar caos y anarquía, no hablen a nombre de todos, a mí no me representan, ahora queremos trabajar, producir, vivir en paz.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media