El niño que domó al viento

- 26 de marzo de 2019 - 00:00

“The boy who harnessed the wind” es una excelente película británica que exhibe Netflix. Ambientada en Malawi, África, tiene diálogos en inglés y en chichewa. En este país, pobre entre los pobres, surge un niño con mentalidad científica y su historia es un canto a la solidaridad. Aparte de recomendar este filme para nuestros adolescentes que se quejan de todo, quiero hacer algunas observaciones lingüísticas.

Primero, la traducción del título al español es acertada (el niño que domó al viento), pues el verbo “to harness” en inglés significa poner arnés. Eso no se entiende muy bien en español, aunque en inglés es una figura común. Domar es la traducción más cercana. La otra observación es la connotación de la palabra viento. Aunque en esta obra, el viento es solo el fenómeno meteorológico, en muchas lenguas ha adquirido un significado místico.

En hebreo, la primera mención que tenemos es la del segundo versículo de la Biblia, donde “rúaj” suele traducirse como espíritu, aunque significa también viento o aliento. Hasta hace 50 años se reían de este versículo algunos científicos: ¿Cómo podía el espíritu de Dios moverse sobre las aguas si todavía no había la Tierra? Ahora sabemos que hay cantidades de agua en el espacio exterior. Volviendo al viento, el hebreo no es el único idioma que llama espíritu al viento.

El griego hace lo mismo al traducir el mismo texto (Génesis 1:2) y llama al espíritu “pneuma”, es decir, viento o aliento. El segundo idioma al que se tradujo la Biblia fue el latín y la traducción es “spiritus”. Pero “spiritus” también es esencia y aliento, como nos ha quedado en las bebidas “espirituosas” y por eso la Policía examina el aliento de los que manejan carros, tras haber bebido esos espíritus. En español tenemos los derivados aspirar, respirar, etc.

La figura religiosa es clara: el viento no se ve, pero sentimos sus efectos. En la literatura y el cine de terror hay vientos malignos, como el “mazuku” de la lengua africana swahili que ha pasado a la geología. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: