El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.30/Jul/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Mariana Velasco

Ellos, las evitan…

02 de junio de 2021 00:00

El ser humano está 'programado' para relacionarse. Este 'diseño' nos hace sociales porque existe una dinámica neuronal que subyace a dichas relaciones. Aprovechar y aprender a ser listo socialmente conduce a beneficios que contribuyen a conseguir todo lo que desea, sobre todo al reconocer la existencia de varios tipos de inteligencia: física, emocional, espacial, musical, matemática, lingüística, creativa... Es una de las capacidades que ayuda a sobrevivir.

Una investigación realizada por las Universidades de Texas y Luterana de California, demostró que un alto porcentaje de hombres al comprobar que la fémina obtuvo un coeficiente intelectual más alto que el de ellos, su ego masculino les llama a la fuga.

Reconocen que la inteligencia de la mujer les atrae pero en la práctica y en distancias cortas, les genera cierta inseguridad. Hoy por hoy-con excepciones- existe una parte del prójimo que percibe que su masculinidad entra en juego cuando está frente a una mujer brillante. Vale la pena tenerlo en cuenta para saber actuar y gestionar la soledad y posible frustración.

Es probable tener la sospecha de que algunos puedan considerarse intimidados por mujeres inteligentes y exitosas, y que rehúsan a salir con ellas por miedo a sentirse inferiores. Deje de dudar: la ciencia ha comprobado que así es.

El trabajo realizado por estas dos instituciones de educación superior, demuestra que el porcentaje de hombres que saldría con una mujer que obtuvo calificaciones más altas en las pruebas de inteligencia, es muy bajo. ¿Por qué ellos no quieren intimar con una mujer más lista? Los investigadores tienen claro: por ego masculino. Los “ sentimientos de depreciación de la masculinidad ”explican la disminución de la atracción de los hombres hacia las mujeres que superaron en (CI) coeficiente intelectual.

¿La inteligencia de una mujer atrae a los hombres? Posiblemente, una gran parte de los varones diría que sí, que por supuesto. Sin embargo, si se preguntara a las mujeres, muchas contestarían todo lo contrario, lo negarían. Y curiosamente los dos tendrían razón, según un artículo publicado en 2015 en la revista Personality and Social Psychology Bulletin.  

Al parecer una cosa es la teoría, pero ¿y en la práctica? Para dar respuesta a ello, los investigadores crearon diversas situaciones donde las personas competían. Cuando una chica demostraba ser más inteligente que los chicos, por “arte de magia” dejaba de ser tan atractiva a los ojos de los hombres, incluso llegaban a reconocer que se sentían inseguros frente a ella.

La conclusión del estudio resume una idea: en teoría, la inteligencia de la mujer atrae a los hombres pero en la práctica les produce incertidumbre-por supuesto, siempre hay excepciones-.  Más allá de la investigación, quizá conozca a mujeres que consideren que esa cualidad ha sido una barrera a la hora de encontrar pareja y de mantener con éxito una relación. Es posible también que conozca a caballeros que apoyan las carreras profesionales de sus compañeras y que sientan orgullo de sus inteligencias. Cualquier generalización es incorrecta.

Los cambios vertiginosos de la sociedad son tan profundos que afectan a las dinámicas entre compañeros de existencia, lo que obliga a gestionar nuevos modos para lidiarlos con éxito, ganar confianza y seguridad por uno mismo más allá de lo que el otro haga o diga, además de aprender a vivir en época de los ‘super solteros’. Nos necesitamos mutuamente.

Se torna indispensable educar en inteligencia emocional desde la infancia, de forma que tanto hombres como mujeres, se preparen para los nuevos roles sociales que la sociedad demanda. El resultado, posiblemente dependa de la autoestima personal y de la madurez de cada uno para reconocer que la soledad no sienta tan mal. Y, por supuesto, se requiere abrir nuevas conversaciones entre las parejas para encontrar puntos de conexión y de colaboración, que no de competencia. Solo así se superan dificultades. 

Contenido externo patrocinado