El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.7/May/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas

El último prócer

25 de enero de 2013 00:00

Acá no fue más que un apéndice de la sección Mundo, cuando fue mencionado. No logró las primicias de la crónica roja y si acaso el suspiro de algún cibernauta distraído. No hubo plantones, ni vigilias, ni acampadas, ni manifestaciones. No hubo el abuso de los ocho presidenciables, ni los debates superficiales, ni las reflexiones, ni un acápite en las lamentaciones de los perseguidos políticos. Se acaba de suicidar el último prócer de la libertad y no nos dimos cuenta.

En 26 años, Aaron Swartz se encargó de desarrollar el RSS, Really Simple Syndication para compartir contenido en la web, y cofundar Reddit. Esto antes de cumplir los veinte años. Hace algunos meses fue detenido por la Policía
cuando salía del Massachusetts Institute of Technology (MIT) portando, como parte de las pruebas del delito, una laptop. Había terminado de descargar miles de artículos académicos del portal JSTOR, una base de datos académica.

Aquí está la contradicción: el crimen no causó ningún tipo de daño, ni físico, ni económico, ni de ningún otro tipo. La incomodidad que debió sentir JSTOR ni siquiera lo llevó a presentar cargos. La pena por traspaso cibernético en EE.UU. es de una multa de $ 150 y 30 días de cárcel.

Sin embargo, fue con el apoyo de MIT que la vehemencia legalista, y llena de vacíos legales, de Carmen Ortiz (fiscal federal de Boston) continuó con el proceso que podía condenar a Swartz a 35 años de prisión y una multa de un millón de dólares. Esto en un país donde, según Tim Wu, profesor en Columbia Law School, “el fiscal, y no la ley, es quien decide quién merece ser castigado”.

La virtud de Swartz no estuvo en su desarrollo de software ni sus habilidades de hacker; fue su ciberactivismo. Fue un promotor de los Creative Commons para la libertad de compartir conocimiento en la red. Luchó contra SOPA y la criminalización de Internet. ¿Por qué hackear JSTOR? Porque él creía que debía haber libre acceso al conocimiento académico, así estudies en Harvard, la Universidad de Delhi o en la Politécnica del Litoral.

Swartz creía en una libertad del conocimiento. Swartz luchaba por un acceso equitativo a las herramientas científicas. Es una lucha emblemática. Es una lucha trascendente. Es la lucha del nuevo siglo. Y fue un sistema opresor y corporativista el que destruyó esa lucha.

Swartz pedía que aquellos que tenían acceso a ese conocimiento lo masificaran. A lo mejor ahí está la verdadera revolución. A lo mejor la verdadera libertad comienza por ahí.