Ecuador, 05 de Febrero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Mónica Mancero Acosta

El Ecuador del encuentro es ahora

31 de octubre de 2021 - 00:34

El país está en medio de un feriado prolongado y de un ambiente de incertidumbre. Las protestas de los sectores populares convocadas por la CONAIE tuvieron su fuerza la semana anterior y se evidenció que la situación de sobrevivencia es crítica para esos estratos sociales. No sabemos si al retorno del feriado nos encontraremos con diálogos o nuevas movilizaciones.

El gesto del presidente de ausentarse del país en medio de esta crisis no es una buena señal para el Ecuador del encuentro, aquel del eslogan. Es cuestionable que, en España por ejemplo, vaya a reunirse con posibles inversionistas para promover nuestro país; será difícil lograr credibilidad para llamar a inversiones por parte de un presidente que ha sido portada en todos los diarios del mundo por tener él y su familia, aparentemente, inversiones en paraísos fiscales.

Por otra parte, es verdad que los subsidios a los combustibles están siendo objeto de crítica por la contaminación que generan. Sin embargo, la realidad es que las condiciones de vida de esos sectores que protestan no soportan alza en el transporte o en insumos. Un plan de subsidios bien estudiado y focalizado debía ser una de las primeras políticas consistentes en ser propuestas por el gobierno y negociada con las dirigencias de los movimientos sociales y actores políticos. No fue así, y nos encontramos frente a un nuevo octubre en el que se reeditan acciones y parece que los gobernantes no acaban de entender el talante de la movilización popular.  En eso se parecen mucho Correa, Moreno y Lasso, no se ha aprendido a hacer política en un escenario en el cual los movimientos sociales y populares, particularmente el movimiento indígena es un actor que se ha forjado su propio espacio, con las contradicciones que pueda tener.

Por otra parte, la debilidad política con la que llegó el gobierno presidido por G. Lasso, apenas 12 asambleístas, requería una estrategia muy bien planificada para lograr sacar adelante algunos de sus proyectos. Y, como todos constatamos, la ruptura con el partido social cristiano provocó un verdadero descalabro para el gobierno y para la derecha ecuatoriana. En ese escenario, cualquier iniciativa se dificulta y requiere reconocer democráticamente que hay otras fuerzas con las cuales corresponde negociar, ceder en algunos aspectos y balancer las posibilidades para priorizar otros. Sin embargo, parece que no hay una lectura apropiada, envanecidos en el poder recién adquirido, enviaron un proyecto de ley en el que pretendieron, de un solo sablazo, cambiar las relaciones laborales y el sistema tributario, a la vez.

En fin, el país espera que se pueda llegar a acuerdos que permitan no solo superar el déficil fiscal que apremia, sino también generar un ambiente económico y social que favorezca el desarrollo de aquellos que más lo requieren.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media