El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.24/Ene/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
César Montaño Galarza

El comercio internacional como oportunidad

29 de noviembre de 2020 00:00

Mucho del éxito de la política consiste en que ésta debe actuar sobre la realidad. Un frente de gran preocupación de los ecuatorianos es el económico, que incluye lo fiscal, lo monetario y lo comercial, ámbitos fuertemente conectados. Arista sensible de la dolarización es precisamente la del comercio internacional, por lo que resultan importantes los avances para concretar un acuerdo con los Estados Unidos de Norteamérica (EE. UU.), principal socio comercial del Ecuador, que supere el limitado Sistema General de Preferencias Arancelarias.

El intercambio de productos ha sido nexo de los pueblos desde el origen de los tiempos, luego el comercio organizado y controlado ha permitido gran adelanto económico en países de todos los continentes. Es vital comprender al comercio y sus virtudes, pero sin sesgos ideológicos. Los acuerdos de comercio son instrumentos que llevan la voluntad soberana de los estados, de allí que los mitos y las verdades sobre ellos, dependen enteramente de las cláusulas que se negocian.

Nos gusta el multilateralismo, actualmente contamos con acuerdos que permiten exportar al Asia, la Unión Europea, el Mercosur, la Comunidad Andina. De EE. UU. interesa su mercado de alrededor de 330 millones de habitantes; conocimiento científico, tecnología e industria, conectividad, amén de otros campos que podrían decantar interesantes acciones de cooperación; también importa el arribo a los mercados de Canadá y México por vía del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Ahora mismo, la canasta exportable a EE. UU. la conforman 1400 productos.

La realidad manda recuperar el tiempo perdido, afinar algunas políticas, apuntalar la dolarización con entrada de divisas, nuevas inversiones productivas, desarrollo empresarial de todo tamaño, y creación de fuentes de trabajo dignas. Un acuerdo comercial negociado adecuadamente y en el marco de la Constitución, podría ser una gran oportunidad en momentos de crisis. (O)