El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.2/Dic/2020

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas

La educación en las cooperativas

14 de octubre 00:00

A pesar de que un principio explícito en el mundo cooperativista tiene que ver con la educación de los socios y colaboradores en relación con sus valores y su forma de ver el mundo, muy pocas cooperativas toman con seriedad la acción de la educación. Si bien el principio de la educación debería ser uno de los componentes diferenciales de este sector de la economía popular y solidaria, todo indicaría que los esfuerzos estatales por formalizar y hacer más eficiente y confiable a un sistema con tantas posibilidades como el sector cooperativista, ha descuidado al componente educativo.

Esto desde luego, no es un reclamo al Estado que a pesar de haber levantado una estructura legal e institucionalidad dedicada a la economía solidaria no ha actuado con solvencia en la propulsión de la arquitectura simbólica e ideológica del cooperativismo y la economía solidaria, pues la responsabilidad mayor la tienen los propios emprendimientos cooperativistas (y sus socios socias) ligados a la economía solidaria.

Y en este punto cabe relievar, para cualquier agrupación que se denomine como cooperativista, la importancia de la educación como parte de la razón de ser de las cooperativas, afianzando y empoderando a los socios, reforzando el liderazgo colectivo de los trabajadores y colaboradores, creando identidad e imagen que puede ser capitalizada en prestigio social, (y una cooperativa vive en gran parte de su buen prestigio y su reputación)​.

Invertir en educación cooperativa genera resultados sostenibles en el tiempo, no son imaginarios desechables como el de la publicidad y la propaganda. Al invertir en educación cooperativa se crean las condiciones ideológicas, políticas y administrativas para la reproducción de la cooperativa a través del tiempo ya que se construye una cultura cooperativa que contribuye al desarrollo armónico local. Finalmente habría que decir que más allá de las razones operativas existe una fundamental en la medida que las cooperativas tienen la misión de satisfacer las necesidades económicas, sociales y culturales de sus socios y socias, y con ello aportar para transformar el mundo​. (O)