El emprendimiento y la innovación en Ecuador

- 16 de agosto de 2019 - 00:00

Vivir lejos del país en que nacimos no permite mirar al terruño de forma más amplia. Luego de cinco años y medio viviendo en el extranjero, veo cada vez con mayor claridad cómo Ecuador vive en un ciclo interminable de discusiones coyunturales, en lugar de usar parte de la energía desgastada en esos procesos para mirarnos más, definir quiénes somos realmente como sociedad y buscar nuestras fortalezas para seguir adelante.

Una fortaleza de nuestra gente es su gana para salir adelante, lo cual se ve reflejado en su actitud emprendedora. Esta forma de enfrentar la realidad se ve reflejada en indicadores internacionales, como la tasa de emprendimiento temprano, desarrollada por el Global Entrepreneurship Monitor, que ubica a Ecuador en el primer puesto regional por varios años seguidos en creación de nuevos negocios; sin duda Ecuador es un país de emprendedores, sin embargo, ¿qué hay detrás de esta realidad?

La razón principal es que el ecuatoriano no baja los brazos, se esfuerza y busca salir adelante; en el país emprendemos por necesidad, porque perdemos el empleo o no se dispone de uno. El emprendimiento por necesidad se caracteriza por tener un alto índice de fallo, además de poseer pocas oportunidades de crecimiento; ¿cómo podemos aprovechar esa capacidad emprendedora? La respuesta es mediante la innovación.

La innovación se entiende por la creación de inventos comercializados, por lo tanto, la clave para innovar es la creación de inventos, puesto que ya tenemos habilidad de comercio desde hace varios siglos.

La falta de inventos no se debe a nuestra capacidad sino a la falta de espacios tecnológicos y fondos no reembolsables, que permitan a los mejores talentos del país experimentar y aprender cómo enfrentar, de forma eficaz, la incertidumbre propia de los nuevos negocios.

Crear dichos espacios debería ser prioridad pública, puesto que el país está muy atrasado en temas de innovación; de hecho, ocupamos el puesto 97 de 124 países, según el Global Innovation Index; vecinos como Chile, Colombia y Perú ocupan el puesto 47, 63 y 71, respectivamente.

El proyecto de ley de fomento de emprendimiento productivo es el primer paso de un largo camino, en el cual necesitamos que la innovación sea una política de Estado, necesitamos que innovar sea un derecho para explotar al máximo la capacidad emprendedora del ecuatoriano. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: