Cristian Bravo Gallardo

Algunos aspectos a tomar en cuenta

20 de junio de 2020 00:00

Cómo será la nueva normalidad en términos políticos y de qué manera se desarrollará el ámbito electoral en el Ecuador en 2021, es lo que muchos han empezado a preguntarse. A la gran cantidad de información generada en los últimos meses en torno al covid-19, se sumará todo lo referente al proceso electoral del próximo año, el cual estará centrado en algunos aspectos centrales.

Un primer elemento tiene que ver con el miedo, como motor persuasivo ante el riesgo. El brote de nuevos casos por el covid-19 evidenciado en las últimas semanas, mantiene en alerta a la ciudadanía y ante el peligro de nuevos contagios en el país, el miedo será un factor determinante en las propuestas y estrategias que puedan proponer los partidos políticos.

Otro aspecto a tomar en cuenta será la incertidumbre como un eje fundamental de la crisis política y económica que vive el país y que está causando duros estragos en la ciudadanía.

A estos elementos se suman los cambios y la incidencia que las plataformas digitales tienen en la actualidad y que seguramente se intensificarán en los próximos meses. Los nuevos espacios y escenarios que han empezado a configurarse en el país, serán sin duda determinantes en las estrategias que se implementen durante el próximo proceso electoral.

Las interrogantes que surgen en torno a estos temas son: ¿Qué están haciendo los partidos políticos para persuadir a la ciudadanía y poder contar con la voluntad popular? Son varias las figuras que seguramente buscarán reelegirse y son muchos también quienes también buscarán una renovación tanto de la Asamblea como del Gobierno central.

Sin duda, el aspecto que mayor atención ha generado en la ciudadanía es el de la corrupción. Los escándalos desatados en plena crisis, han hecho que la ciudadanía mantenga su distanciamiento y crítica a las organizaciones y líderes políticos del país.

La pandemia ha profundizado la crisis en la que se encontraban los partidos políticos, quienes no parecen tener respuesta ante la realidad que vive el país, mientras que las denuncias en medios de comunicación y redes sociales que involucran a un expresidente, prefectos, alcaldes, asambleístas, funcionarios del Ejecutivo, del IESS…  aumentan.

Las discusiones y trabajo que puedan desarrollar los partidos políticos en los siguientes meses, deberán tomar en cuenta aspectos como los mencionados, a los cuales seguramente se sumarán otros en el trascurso de los próximos meses, cuando el escenario esté más definido. (O)