Economía Popular (1)

05 de abril de 2011 - 00:00

Para desarrollar este tema clave, lo haremos en varios artículos, que serán uno a continuación del  otro, como temas y sub-temas de un mismo capítulo, buscando mantener el hilo conductor y lograr los objetivos siguientes:
a) Socializar las bondades de este modelo de gestión.

b) Difusión en la comunidad, donde la mayoría de negocios son: auto-empleo y micro-empresas
Hemos considerado en esta primera parte iniciar con las definiciones claves.

Economía Popular: Es la producción de bienes y servicios, que se realizan en los países de forma, informal, teniendo un pie en la ley y otro fuere de ella, porque no siempre pagan impuestos a la renta, su calidad no siempre es sostenible y su producción es pequeña, dependiente y muy sensible a los efectos del entorno: Interno y Externo, el empirismo y la baja educación son factores comunes, no se generan oficialmente las estadísticas de esta producción, se confunden  con los índices de generación de empleo de subsistencia y estabilizadores, porque,  esta fuerza laboral se la considera sub-empleo o desempleo por falta de tabulación estadística correcta.

Auto-empleo: Son las personas que trabajan solas, haciendo labores de servicios individuales, tales como cuidar y lavar vehículos, destapar cajas de AA.SS, reparaciones a domicilio, etc.

Micro-empresarios: Negocio de producción o servicios, que capitaliza el trabajo familiar de consanguinidad y política, de hasta 10 personas, que laboran en su propia casa o alquilan un pequeño local.

Emprendedores: Son las personas que han logrado vencer al desempleo y alcanzan prosperidad, "héroes anónimos", capaces de tener la visión de encontrar oportunidades, donde los demás no las ven,  tienen el valor para no darse por vencidos jamás, no tienen vergüenza y temor al qué dirán, son trabajadores incansables, tienen una idea de negocios muy clara de un producto o servicio innovado y  encontraron el sitio clave para su comercialización y además son alegres y optimistas.

Técnicamente existen dos tipos de emprendedores.

1) Emprendedores-empleados:  Son proactivos y poli-funcionales, trabajan en empresas privadas ocupando los cargos de confianza, se jubilan y hacen ricos a los dueños de las empresas en las que laboran.

2) Emprendedores-empresarios: Son los que resolvieron el dilema de la estabilidad laboral, creando negocios, prósperos y generan riqueza para su familia y la sociedad.