El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.14/Sep/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Tatiana Hidrovo Quiñónez

Dussel: la revolución educativa

02 de septiembre de 2021 00:00

Es conocido que el filósofo Enrique Dussel ha realizado estudios profundos sobre el proceso de colonización cultural de América Latina, a partir de lo cual plantea la “descolonización”, como una forma de liberación individual y colectiva para encaminarnos a otro modo de vida, donde prevalezca la sociedad y lo espiritual, antes que el acumulado material, base de la cultura capitalista.

Dussel es el portaestandarte de la crítica de un eurocentrismo que impone su visión de mundo y obliga a interpretarlo a través de los cánones de la cultura europea. Por ejemplo, asimilamos nuestra historia desde la invasión española, llamada por ellos “descubrimiento” y olvidamos el conocimiento de nuestros pueblos originarios, comparables a los más importantes del orbe.

Las Independencias ocurridas en el siglo XIX cambiaron el estatuto político y dieron paso al nacimiento de los estados nacionales latinoamericanos, pero no descolonizaron el pensamiento. En el caso de los gobiernos “progresistas”, que gobernaron y aún gobiernan Sudamérica, Dussel critica duramente la falta de voluntad política, para realizar el relevo de los contenidos del sistema educativo de sus países, donde se encuentra el meollo de problema.

El filósofo plantea ahora, realizar una verdadera revolución cultural. Propone los ámbitos de las ciencias de la vida y la Historia, para iniciar la renovación: urge comprender la necesidad de una transformación de nuestro modo de vida actual, que afecta los factores ecológicos; por otra parte, asimilar la complejidad cultural del mundo y superar la ceguera del eurocentrismo que pasa por alto el conocimiento de los grandes pilares de la historia universal, cuyos basamentos se encuentran en Mesopotamia, India, China, el área andina, Mesoamérica y la misma Europa.

Los países latinoamericanos deben enfocarse en el cambio de los contenidos educativos, sobre todo de primaria, para en pocos años más, transformar la mentalidad de los jóvenes, capacitarla para ser más que un profesional para el mercado laboral, un crítico y creador. El giro decolonial pedagógico está abocado a generar capacidad de adaptación, capacidad crítica y capacidad creativa, tres atributos necesarios para enfrentar la crisis civilizatoria del capitalismo y la crisis cultural de la Modernidad, camino a un nuevo modo de vida, que evite la catástrofe final.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado