Los viejos trucos de Donald Trump

- 11 de enero de 2019 - 00:00

¿Experimenta una extraña sensación de déjà vu al ver la estrategia del presidente Donald Trump en las negociaciones para poner fin al cierre parcial del Gobierno en su encuentro con los nuevos representantes del Congreso? No se preocupe, es solo que Trump es Trump.

En las primeras conversaciones con los representantes de un Congreso recuperado por el Partido Demócrata, Trump recurrió el miércoles (02.01.2019) a su manual de estrategias una y otra vez probadas.

En una reunión del gabinete, redobló su apuesta por un “muro grande y hermoso”. Luego puso en evidencia al vicepresidente Mike Pence cuando insistió en que no aceptaría menos de $ 5.600 millones (4.900 millones de euros) para el muro, aunque este, enviado por la Casa Blanca para negociar con los demócratas hace unos días, les había dicho que Trump firmaría una propuesta que incluyera la mitad de esa cantidad.

El hecho de que Trump dibujara tal inamovible línea roja en la arena hizo que la primera reunión de la Casa Blanca con los nuevos representantes del Congreso, previamente programada, resultara inútil. Y, por tanto, no fue una sorpresa que la reunión terminara sin un acuerdo y sin un progreso claro. Y que el cierre administrativo vaya a continuar.

El estilo negociador de “o como yo digo o nada” de Trump no funcionó con un Congreso controlado por su propio Partido Republicano. Menos con uno en el que los demócratas han conseguido mayoría.

Lo de que Trump hace todo lo que cree que agradará a sus bases explica por qué se juega a una apuesta que es poco probable que gane. Unos fortalecidos demócratas no tienen incentivo para darle a Trump los $ 5.000 millones que pide para cumplir su promesa electoral. Después de todo, la oposición al muro fue un motor electoral clave para los nuevos demócratas progresistas del Congreso, muchos de los cuales provienen de familias inmigrantes.

A pesar de todo lo que fanfarroneaba, amenazaba y culpaba, el presidente se verá obligado a cejar y prescindir de su demanda para poner fin al cierre parcial del Gobierno. Cuándo va a suceder, nadie lo sabe. Pero, a veces, todo lo que falta para que Trump haga algo es un reportaje en Fox News o una llamada del presidente de Turquía. (O)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: