Dolarización sin camioneta

- 06 de enero de 2020 - 00:00

Hace exactamente 20 años, el 6 de enero de 2000, el entorno más cercano a Jamil Mahuad dejaba listo el plan para remplazar el sucre con el dólar. Todo se manejaba con reserva para evitar los rumores que habían sumado a las corridas de depósitos y a la descapitalización de la banca. Se había trabajado en la parte técnica, en el análisis de impacto y en el marco legal, pero el cambio de moneda necesitaba la bendición del Banco Central y allí había resistencia. Tres días después, Mahuad anunció su decisión de dolarizar y el directorio del Central finalmente votó a favor.

El Ecuador nunca más sería el mismo. En materia política el calendario se divide en un antes y un después de la llegada de Jaime Roldós al poder. Y en economía esa referencia demarcatoria es la cadena nacional de Mahuad presentando la dolarización.

Los agentes económicos necesitaban tranquilidad y las señales positivas se dejaron ver desde el 10 de enero. De pronto, la dolarización tenía decenas de padres, madres y padrinos. Nadie se subió a la camioneta del congelamiento bancario, pero media clase política y empresarial se trepó a la de la dolarización. Mahuad cayó empujado por un coronel que no entendió el alcance de la propuesta y un movimiento indígena que cada vez que llega a Quito hace más gala de fuerza que de razón. La única decisión que tomó el exvicepresidente Noboa cuando se instaló en Carondelet fue ratificar la medida y seguir la ruta trazada. No estuvo involucrado en la revisión de las opciones ni fue parte del equipo técnico. Eso sí, tuvo el acierto de ratificar a algunas personas clave para terminar de empujar el proceso. Todo esto se cuenta de manera inédita en un libro que el expresidente Mahuad y sus excolaboradores preparan para explicar cómo dolarizaron.

Allí se rompen varios mitos, como aquel que dice que Mahuad se oponía o que fue una decisión de último minuto. Washington y los organismos crediticios dejaron solo al país. Y casa adentro, se desató el cálculo político a raíz de la crisis bancaria. Muchos de los que se declaran próceres dolarizadores estaban más interesados en la cabeza de Mahuad que en encontrar una salida. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: