De todos depende

- 19 de octubre de 2019 - 00:00

Los problemas económicos del país no se han solucionado luego de 12 días de protesta y de violencia en varias ciudades del país.
Tras quedar sin efecto el Decreto 883, que pretendía ser una solución parcial al problema fiscal, a través de la eliminación de los subsidios a los combustibles, las autoridades empezaron un diálogo con la dirigencia indígena, a fin de emitir un nuevo decreto y cuya redacción mantiene en expectativa al país.

Las coincidencias están en el sentido de que los subsidios no terminen en manos de personas de altos ingresos, contrabandistas o mafias dedicadas al narcotráfico; mientras que las discrepancias radican en el mecanismo de focalización de dicho subsidio. Por otra parte, el descontento social puede ser explicado también por la falta de oportunidades de trabajo.

En esta semana, el INEC publicó las cifras del mercado laboral hasta septiembre. Se observa un deterioro del empleo de calidad: donde un trabajador gana más del salario básico y cuenta con los beneficios de ley.

Cerca de 74.000 ciudadanos engrosaron las filas del desempleo, sobre todo en ciudades como Quito y Ambato, lo cual fortalece la necesidad de  aunar esfuerzos para que más personas accedan a un empleo digno o a oportunidades de generar emprendimientos.

Son varias las causas, responsables y víctimas de las protestas vividas. Las soluciones a los problemas del país requieren diálogos claros, que permitan llegar a acuerdos mínimos, a fin de avanzar en la solución de las demandas ciudadanas. Ello significa necesariamente ceder posiciones en beneficio de la estabilidad nacional.

Los responsables de generar caos en el país, según se ha dicho, fueron algunos de los tantos derrotados; sin embargo, lograron polarizar y profundizar las divisiones sociales existentes en el país. Es importante reflexionar entonces sobre el capítulo que está viviendo Ecuador, el cual aún no se ha cerrado.

Es deber de los distintos actores y generadores de opinión pública, hacer un llamado a la unidad nacional. Los momentos actuales así lo demandan. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: