El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.9/May/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Bernardo Sandoval

Desmemoria y Socialismo Siglo XXI

15 de noviembre de 2020 00:00

El futuro cercano del Ecuador es, con certeza, muy malo. El mundo ha sido seriamente estropeado por la pandemia de covid 19 pero, los países europeos, pese a la crisis, disponen de economías mucho más sólidas y, por ello, se recuperarán relativamente pronto.

En América Latina, gravemente afectada por la pandemia, los países como Chile, Colombia, Panamá e inclusive el políticamente inestable Perú, tienen reservas monetarias que les permitirán restañar su economía.

Aún Bolivia, que formó parte de ese maléfico clan del SSXXI, tuvo un manejo económico ortodoxo que le permitió acumular ahorros sustantivos con los que enfrentará la crisis.

El caso de Venezuela, Ecuador y Argentina, es diferente. En estos países el dispendio, el latrocinio y el manejo económico groseramente equivocado ha generado una crisis de la que será muy difícil salir en mucho tiempo.

En Venezuela, el que peor está, en donde la narcodictadura parece consolidada, el maléfico SSXXI ha estado presente por 22 años y no parece haber solución pues su sustento radica en unas fuerzas armadas corruptas y cooptadas por el régimen y en un apoyo político y material de Rusia y China.

Argentina, otrora potencia económica mundial, cuna de ciencia, artes y cultura, empezó un galopante declive tras la instauración del peronismo en los años 40.

El declive se agudiza con el ala más maléfica del peronismo, el SSXXI y sus representantes, Néstor, Cristina y Alberto. Poco les duró la memoria a los argentinos que culparon a Macri del fiasco de Néstor y Cristina. Dispendio y latrocinio.

El caso de Ecuador no es distinto: deficitarios, endeudados, desmoralizados. La coincidencia del acceso al poder de personajes del SSXXI con el incremento descomunal de los precios del petróleo dieron lugar a un gasto desenfrenado y una corrupción desbordada, como nunca se había visto.

Quienes justifican el atraco dicen que en todos los gobiernos se ha robado. En todos, pero meramente atraquillos, si se los compara con descomunales robos en la década saqueada.

Obviamente, cuando la escasez aparece y el bolsillo está vacío, la gente se acuerda del gobernante de turno pero no del causante. Esperemos que la desmemoria no prevalezca y así, alejar del poder al maléfico socialismo del siglo XXI.