Democracia vs. “demodesgracia”

- 24 de enero de 2020 - 00:00

Dizque la democracia pierde adeptos en América Latina. Que en la última década, los que prefieren ese sistema de gobierno pasaron de ser casi el 68% al 57%, según encuestas.

Ese desencanto, en Europa se mide a través del voto creciente de la ultraderecha en todas sus versiones: Vox (España) Alternativa por Alemania (Alemania) o el Frente Nacional (Francia). El desencanto con el funcionamiento de las instituciones es palpable.

La corrupción enquistada en distintos gobiernos, que se va haciendo carne en las respectivas sociedades, con el nepotismo a la orden del día y una justicia que no brinda respuestas fehacientes, va mellando la fe en el sistema democrático y en la posibilidad de ascenso social. La cada vez más abultada carga impositiva, que termina financiando a las corporaciones políticas o a las élites en el poder, antes que mejorar los sistemas de educación y salud, aparece como uno de los principales cuestionamientos de los que descreen del sistema.

Un sistema que, para conquistarlo, en muchos de los casos, allí y aquí, costó múltiples padecimientos sociales y una gran cantidad de víctimas. Y todo para que ahora termine con personajes como Jair Bolsonaro o Matteo Salvini en el poder. Aspirantes constantes a Charles Chaplin en El gran dictador, fustigando a homosexuales, dejando morir a inmigrantes y viendo comunistas hasta en la sopa.

El mundo va llegando a un punto de inflexión en el que todos: gobernantes, políticos, empresarios, magnates, juristas, los medios y hasta los periodistas, debemos replantear conductas y apelar al sentido común, para frenar el desencanto en el sistema y el avance a paso vivo de neonazis, camisas negras y fascistas en todas sus versiones.

Llegó el momento de refrescar (¿o reinventar?) la democracia para no convertirnos en cómplices pasivos de una inminente “demodesgracia”. El tiempo es escaso y la hipocresía, mucha. La historia está ahí para ser revisada y para no repetirla. Después, de nada servirá preguntarnos de qué murió. (O)

Medios Públicos EP