Democracia comunitaria

- 24 de abril de 2019 - 00:00

En Ecuador se debate sobre los cambios necesarios a la Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas, para que los futuros procesos contribuyan a la calidad de la democracia y se subsanen los procedimientos que imposibilitaron una eficacia en la gestión de los recientes comicios.

Estos cambios se analizan en las últimas semanas mediante encuentros y presencias mediáticas de diversos actores; pero tendrá una mayor urgencia en los próximos meses, porque en 2021 volveremos a las urnas y por mandato constitucional se prohíben reformas legales en materia electoral durante el año anterior a la celebración de elecciones.

Las reformas planteadas desde la opinión pública se orientan a la transformación al sistema político del país y deben precisar si su tratamiento requiere también de un cambio en la Constitución de la República o únicamente en el Código de la Democracia, porque para cada caso existen diferencias en los procedimientos y los plazos.

Un aspecto urgente y prioritario es la democracia comunitaria que, junto a la representativa y la directa, son mecanismos que canalizan la participación de la ciudadanía de acuerdo a lo contemplado en el artículo 95 de la Constitución. Esto se añade a los elementos inmediatos para fortalecer el diálogo con instancias de deliberación; lo cual analicé en la revista Democracias con relación a los pendientes hacia la igualdad y no discriminación en un Estado plurinacional e intercultural.

Es preocupante que la legislación electoral no detalle en ninguna de sus secciones y capítulos cómo se efectivizará la democracia comunitaria, a partir de lo establecido constitucionalmente. Considero que su desarrollo debe ser liderado por quienes la practican e impulsan desde la diversidad cultural, territorial y política del país; donde también deberá jugar un rol su tratamiento en el Poder Legislativo.

Actualmente se concentran las críticas en el método de asignación de escaños, el financiamiento político, la promoción electoral, la estructura de la organización del poder dentro del Consejo Nacional Electoral y otros aspectos que pertenecen a lo procedimental, jurídico y operativo del sistema.

Enhorabuena, sumado a estos elementos, ojalá exista un compromiso con la democracia que pertenece al lugar donde emerge su esencia de diálogo e interacción: las comunas, las comunidades, junto a los pueblos y las nacionalidades. (O)