El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.4/Mar/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Edwin Hidalgo

De las siglas

12 de enero de 2021 00:00

Las siglas no son las esposas de los siglos. Las siglas son las iniciales de sustantivos y adjetivos del nombre de una institución u otra entidad o aparato. Por ejemplo, ONU es la Organización de Naciones Unidas; MAG es el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Las siglas van todas en mayúsculas. ¿Correcto? Un acrónimo es una palabra inventada con iniciales y fragmentos de sílabas de ese nombre, no solo de sustantivos y adjetivos. Ejemplos: Pyme, pequeña y mediana empresa; Unasur, Unión de Naciones Sudamericanas; Miduvi, Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda. En los acrónimos solo la primera letra es mayúscula. Así que por más importante que se crea una institución, si usa un acrónimo solo puede poner mayúscula en la primera letra. Esa ya es una dificultad, porque muchos jefes piensan que les están robando algo al restar mayúsculas a su oficina.

Lo mismo pasa con la covid-19 (CO-rona VI-rus D-isease 2019). Aparte de esta discusión, la peor es una más antigua, la de los plurales. La ONU es la sigla modelo: Organización de las Naciones Unidas. Nadie escribe ONNUU ni ONsUs. Cuando existía la Unión Soviética se usaban las siglas URSS, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Nunca se escribía URRSSSS ni URsSsSs. Por eso yo nunca uso esa fea forma EEUU para Estados Unidos ni FFAA para Fuerzas Armadas (compárese con las FARC, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Tampoco uso esa forma importada ONGs.

Simplemente escribo ONG, que puede ser singular o plural. Los años 80 que son los ochentas. Cuando estábamos en el colegio, entendíamos perfectamente eso de las siglas, solo las iniciales de sustantivos y adjetivos. Y a los 16 años bromeábamos con la Unión de Vagos Asociados que era la UVA. Y hacíamos carteles en son de burla. Y si un chico de 12 se acercaba y nos decía: “¿Puedes inscribirme?”, le contestábamos: “Inscríbete tú, no seas vago”. Esos muchachos de ayer (menos yo) ahora se hacen las víctimas y quieren fundar la HUMO, Humanitaria Unión de Maridos Oprimidos.

     

Las más leídas