El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.2/Dic/2020

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas

Dayana Monroy

20 de octubre 00:00

Dayana Monroy es una periodista valiente de una nueva generación de periodistas comprometidos con la verdad y en ese compromiso está su pasión e inteligencia por el país. Dayana en estos días ha sido vejada, insultada, ultrajada por Abdalá Bucaram. La ha llamado "pesetera". Terrible que un padre de familia y líder político se refiera así de una mujer de bien que se merece todo nuestro respeto.

Abdalá insulta a Dayana y en el insulto agrede a toda la sociedad ecuatoriana. No es una agresión aislada por conflictos periodísticos o judiciales. Porque la periodista no tiene ni diferencias periodísticas ni judiciales con Abdalá y sus múltiples juicios penales. Es Abdalá y su familia los que tienen problemas legales con el estado de derecho. Dayana no persigue a Abdalá ni algún absurdo siquiera. Es Abdalá y todos sus hijos varones quienes están siendo perseguidos por la ley, porque ellos han faltado a la ley y han estado cometiendo presuntos delitos y presuntas faltas a la legalidad y la honorabilidad.

Abdalá está usando cada vez más a menudo un lenguaje impropio.  Vive de impostura en impostura. Está destruyendo la figura respetable de expresidente de la República. No está tranquilo. No está sereno.

Le pido a Abdalá serenarse y no permitir que la violencia empeore su situación jurídica-política. Pida disculpas públicas a Dayana, porque decirle "pesetera" es crueldad.

Mi solidaridad con Dayana Monroy. No estás sola, valiente mujer. No te sientas ofendida. Tienes el reconocimiento del Ecuador unido ante tu impecable trabajo. Nadie te puede mirar con deshonor ni deshonra. Has hecho lo que tienes que hacer y el país te lo agradece. No temas Dayana, no estás sola. Estamos contigo. La lucha por un mejor país es luchando y tú eres ejemplo de esa lucha. (O)